Nueva propuesta de baremación para los méritos artísticos

Introducción

En el Concurso de Traslados, se utilizan dos sobres distintos para aportar los méritos. El primero es un sobre color beige, en el cual se introducen los méritos que serán baremados por funcionarios de oficio. Los méritos que se aportan con este sobre son los méritos académicos (premios extraordinarios, cursos de formación recibidos e impartidos, otras actividades de formación, trabajos realizados en el equipo directivo y otros cargos de coordinación y el conocimiento del idioma autonómico). El segundo sobre es blanco, y en él se deben introducir los méritos artísticos, o comúnmente conocidos como “méritos subjetivos”. Éstos incluyen recitales, premios en concursos, publicaciones, composiciones, etc. El hecho de que haya méritos cuya puntuación no se pueda asignar automáticamente, ya que su valoración depende de muchas variables, es la razón por la que las administraciones educativas requieren de la colaboración de expertos que con la ayuda de su experiencia la asignan a ojo. Como indica la imagen siguiente:

sistema actual meritos-01

A la hora de poder hacer una predicción de la puntuación que se le asignará, el aspirante tiene delante una variable que abarca el total de la puntuación de los méritos artísticos.

Sistemas más concretos

Algunas comunidades publican los criterios aplicados por las comisiones baremadoras, no sólo para que el aspirante pueda hacer predicciones más acertadas, sino para poder homogeneizar las comisiones entre sí.

Otras comunidades siguen siendo reacias a aplicar este tipo de criterios, porque indican que aun así es imposible acotar todas las variables posibles dentro de cada mérito artístico (lugar del concierto, contenido del mismo, número de páginas en las publicaciones, ámbito, etc.…). Argumentando que poner una puntuación fija para cada mérito provocaría aun más injusticias que con el sistema actual.

Nueva propuesta

Una nueva forma de poder conciliar estas dos posturas, la acotación por méritos y el margen de trabajo de los expertos en las comisiones baremadoras, seria que en lugar de que haya un margen que abarque todos los méritos artísticos en su conjunto, se apliquen pequeños márgenes por elemento presentado para el concurso de méritos. Es decir; en lugar de que la orden indique que se valorará hasta un máximo de X puntos por todos elementos presentados para el apartado de méritos artísticos, que se valorará entre 0,X y 0,Y por cada elemento. Como indica la siguiente imagen:

nuevo sistema artísticos-01

De esa manera se solventan la mayoría de problemas. Y si se quiere diferenciar entre las variables principales (como lugar del concierto, y función dentro del mismo) se pueden aplicar asimismo otros pequeños márgenes de puntuación para cada posibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.