Mi primera vez… de Pianista Acompañante con el iPad

– LINK A NUEVA ENTRADA SOBRE EL USO DEL iPAD, AHORA CON PEDALES BLUETHOOT –

Esta entrada tiene como objetivo indicar algunos aspectos a tener en cuenta para la utilización del iPad como Profesor Pianista Acompañante. Todas las ideas aquí expuestas se basan en la experiencia obtenida únicamente durante dos días de utilización, para así ser fiel a la primera impresión e inquietudes que pueda suscitar el uso del iPad en este contexto.

¿Qué aplicación usar?

Primero de todo, hay que decidir qué aplicación se va a usar en el iPad. Apple ya nos brinda de fábrica una aplicación de lectura de documentos: iBooks. Aunque debido a sus limitadas opciones una vez se quiera ir más allá de la simple navegación por las páginas de los documentos, se ha usado la aplicación Goodreader: top en ventas en la App Store de lectura de documentos.

¿Por qué se ha utilizado Goodreader y no otras aplicaciones especializadas en la lectura de partituras?

Primero porque la aplicación Goodreader será una compra segura que vayamos a hacer en el iPad, ya que nos brindará un abanico muy amplio de posibilidades y usos, siendo una de las aplicaciones más avanzadas del sector. Y segundo, para ver las limitaciones que provoca una aplicación genérica de lectura de documentos y después poder compararla con una específica de partituras, una vez ya se ha hecho el esfuerzo de adecuarse a una aplicación no especializada.

¿Qué funcionalidades específicas suelen tener las aplicaciones de lectura de partituras que no poseen el resto de lectores de documentos?

Tomando como modelo a forScore (la app más importante a este respecto) podemos encontrar:

  • Metrónomo (sonoro y visual)
  • Pasos de página automáticos
  • Pasos de página por la mitad
  • Optimización y evitar duplicaciones en el proceso crítico de paso de pagina página
  • Previsualizaciones de la página siguiente
  • Anotación de símbolos de fuente Maestro
  • Creación de links para repeticiones
  • Creación de listas de partituras
  • Unir un pdf a un track de audio guardado en el iPad

¿Es conveniente realizar algún cambio en los pdf antes de empezar a tocar?

Si no tenemos o encontramos el pdf de la partitura debemos escanearla primero. La configuración recomendable para el escaneo sería:

  • Escanear en escala de grises. Ya que en color, ocupa demasiado espacio con información que no vamos a necesaitar; y en blanco y negro ocpa menos, pero se pierde nitidez.
  • Realizar el escaneo a una precisión de 300 puntos por pulgada (estándar de impresión de calidad).

Cuando ya tengamos el pdf:

  • Recortar los bordes blancos de la partitura, para así conseguir una mayor optimización del área visual del ipad, y poder ver las notas más grandes. De esa manera apenas se notará la diferencia de tamaño entre el iPad y el papel de partitura tradicial. Por ejemplo, el papel de la Henle Verlag tiene unas dimensiones aproximadas de 31 x 23,5 cm, mientras que la pantalla del iPad es de unos 10 centímetros menos, tanto de largo como de ancho. Cuando se hagan recortes lo ideal es hacerlos según la proporción 4:3, que es la proporción de la pantalla del iPad. (Esto también puede hacerse desde el menú de opciones de Goodreader o forScore).
  • Si tenemos repeticiones que implican el paso de muchas páginas, es recomendable la duplicación de dichas páginas en el pdf, pudiendo borrarse los compases sobrantes de la página que no están implicados en la repetición, para así seguir siempre un mismo orden a la hora de pasar páginas, y no tener que pasar varias de golpe, o volver atrás. (forScore ha diseñado un sistema para evitar esto, que se detalla más abajo).

¿Es conveniente realizar algún cambio en el iPad antes de empezar a tocar?

Es recomendable deshabilitar todas aquellas funciones que puedan despistarnos de la principal tarea del iPad mientras tocamos: navegar con precisión por un PDF y poder ver en todo momento el 100% de la pantalla.

Los siguientes pasos ayudan tanto a evitar posibles interrupciones como a optimizar la duración de la batería:

  1. Poner el modo avión. De esta manera, al deshabilitar Wi-fi y 3G (según modelos de iPad) de un plumazo evitamos cualquier notificación push que tengamos activada.
  2. Cerrar todas las aplicaciones que tengamos abiertas.
  3. Comprobar que no tengamos ninguna alarma activa que esté a punto de dispararse.

Y aunque parezca obvio, intentar tener la batería bastante llena antes de una sesión larga de uso intensivo. Sobretodo para evitar las típicas notificaciones de batería baja, que indudablemente nos interrumpirían al llegar al 20% y al 10%.

No hace falta deshabilitar la opción de bloqueo automático de pantalla desde la configuración principal del iPad si luego lo hacemos desde la aplicación que usemos para leer PDF.

¿Cuál es la sensación visual al tocar leyendo un pdf en el iPad?

El iPad tiene una estabilidad perfecta tanto en atriles de piano de cola, como en atriles de piano verticales. Pero una vez abres el PDF, de lo primero que te das cuenta es de la importancia de orientar el piano de cola (si se puede mover dentro del aula) para evitar “sufrir” los reflejos de las luces del techo en la pantalla. Eso es debido a la pantalla Glossy.

Las pantallas Glossy proporcionan mejor intensidad de colores, pero en condiciones de poca luminosidad ambiental. En las aulas suele haber bastante luminosidad ambiental, pero mientas no recojas el reflejo directo de una luz del techo no se nota nada. Si por el contrario te pilla el ángulo de alguna luz del techo tampoco es tan grave, molesta un poco pero no condiciona demasiado. Aun no lo he probado, pero supuestamente en Salones de Actos, donde la luminosidad ambiental es menor, supongo que mejorará la calidad de la imagen; aunque quizá habrá que tener precaución con el ángulo de los focos.

Una opción presente en Goodreader (y en forScore también), es la de reducir considerablemente la luminosidad que genera la pantalla para así evitar el efecto de estos reflejos. O la de ver dos páginas al mismo tiempo, si ponemos el iPad en posición horizontal, pero las notas se ven muy pequeñas.

¿Cuál es la sensación al pasar las páginas en el iPad mientras se toca?

Lo primero que marca la experiencia es “la obligatoriedad de ver únicamente una página”. Este realmente es el único “pequeño gran problema” del iPad. Por ejemplo, para partituras cortas del orden de 2 ó 4 páginas, que en papel se suelen poner unas al lado de otras para evitar tener que pasar páginas, en el iPad no queda más remedio que pasar páginas, hayan 2 ó 20.

Y luego, por lo menos hasta que no se implanten generalizadamente este tipo de dispositivos y las ediciones empiecen a querer optimizar la paginación para ellos; las editoriales actuales contemplan el paso de página por parte del pianista en las páginas impares (que en la edición profesional siempre aparecen situadas en la derecha). Puede dar la casualidad que el paso de página de las páginas pares sea fácil, o no. Así que deberemos de utilizar alguna de las dos manos para pasar la página tanto en los momentos contemplados por las ediciones, como en los que no.

Otra nueva sensación que produce tocar con el iPad es la de tener que pasar el doble de páginas de lo que es habitual, al principio produce un poco de estrés, pero con el tiempo te acostumbras a ello.

¿Es engorroso el movimiento de paso de página?

Primero, he de confesar, que he sentido bastante nostalgia al no pasarme las páginas a la manera tradicional con el papel. Yo suelo ser una persona que acostumbro a apurar el paso de página hasta casi los últimos tiempos del último compás de la página, y realizo el paso de página con un movimiento rápido (cuando hay poco tiempo y la música va rápida) que suele ser sonoro. Al mismo tiempo intento hacer coincidir el paso de página (sobretodo si es sonoro) con la pulsación del compás.  Esta práctica arriesgada, de apurar, me proporcionaba un estado de tensión, con su correspondiente descarga placentera de adrenalina, ya que a veces podría suceder que no se cogiera bien la página y se pasaran dos.

Todo esto con el iPad cambia. El tipo de movimiento que realiza la mano, muñeca y brazo es totalmente diferente. Ahora tenemos dos opciones: el tap (tocarla pantalla) o el slide (deslizar el dedo por ella). Cada uno con sus peculiaridades, pero como sensación común podemos decir:

  • Sientes la necesidad de rezar interiormente para que la pantalla capacitiva funcione correctamente y detecte el input generado por el dedo (realmente solo falla el 2% de las veces).
  • Si no estás mirando mucho la partitura, al no tener un feedback visual del propio paso de la página (y a veces sonoro) no tienes un sistema de control de que la página ha pasado hasta que no compruebas los primeros compases de la página nueva. (La aplicación forScore genera una animación en el paso de la página que puede ser útil en este aspecto)

Y ahora centrándonos en Goodreader:

  1. Suele ser algo impreciso a la hora de pasar páginas. La aplicación no está pensada para pasar páginas de una manera tan precisa como la que se requiere mientras tocas y lees al mismo tiempo.
  2. Si haces tap, a veces parece que no pasa página, entonces haces otro tap rápido, y provocas un zoom en lugar de pasar páginas (luego vi que esta función rápida de zoom puede deshabilitarse)
  3. Si los slides no son lo suficientemente largos puede resultar que la página haga la intención de pasar, pero al soltar el dedo antes de tiempo, la página no pasa del todo, y tienes que volver a pasar página.

Acerca de las características de forScore

Como es una aplicación especialmente diseñada para leer partituras mientras se toca tiene un sistema bastante robusto de paso de páginas. Aun no dispongo de la aplicación, pero en el manual de usuario consultado de la última versión  (v 2.7.1) tiene todas estas características para el paso de página:

  1. Evita los dobles taps (durante 0.5 segundos) y que se pasen dos hojas.
  2. Genera (si se quiere) una animación de paso de página que ayuda a comprobar que la página se ha pasado. Por las capturas que he visto en la web y videos en YouTube, esta animación podría mejorarse haciendo que se pase la página empezando por arriba para ir viendo el principio de la siguiente página; aunque implementar esto haría que se violaran las leyes físicas del paso de páginas, puesto que la página nueva no se iría al otro lado sino que quedaría en la página principal.
  3. Medio paso de página (Half-page turns): hace que se pase sólo la mitad superior de la página, por si al final de la página resulta muy difícil pasarle, pero hay otro momento antes. No lo he podido probarlo, pero supuestamente duplicaría de nuevo el número de veces en los que has de hacer el movimiento para pasar de página.
  4. Paso automático: Como forScore tiene un metrónomo integrado, si se le indica el número de pulsaciones (y la velocidad) que hay por página es capaz de cambiarla automáticamente. Este sistema parece interesante, pero me da miedo perder el control del paso de página, al mismo tiempo que uno se queda preso del metrónomo.

¿Cuál sería el paso de página ideal? Muy fácil, al igual que pasa en la realidad, lo más cómodo del mundo es que alguien te pase las páginas mediante una indicación de cabeza. Ahora que el iPad2 tiene una cámara frontal, no debería ser muy difícil crear un sistema que detectara el movimiento de cabeza del pianista y supiera cuando debe girar la página. En un plazo de dos años creo que este sistema ya se habrá implantado.

Acerca de los pedales que pasan la página: aun son muy caros e implican el movimiento de los pies (del izquierdo al menos, ya que suele ser el más prescindible), pero no he podido probar ninguno.

¿Que pasa con el espinoso asunto de las repeticiones que implican pasar muchas páginas?

Aquí es donde el iPad gana por goleada al papel real. Tanto si usamos un lector de PDF normal y corriente como si usamos forScore:

Goodreader

Como se ha indicado arriba, en un lector de PDF normal y corriente, basta con que hagamos los apaños pertinentes en el pdf para que todo este asunto quede resuelto, duplicando las páginas que necesitemos y en el orden que necesitemos. Y retocando el PDF se puede hacer desaparecer las partes que no son necesarias en las páginas repetidas para evitar confusiones. U otra solución más fácil de realizar, pero que requiere de mayor atención mientras tocamos es la de utilizar bookmarks para navegar rápidamente entre las páginas.

forScore

forScore plantea una solución genial (no he podido probarla pero su concepción me parece excelente). forScore te brinda la posibilidad de crear enlaces entre diferentes secciones de un mismo documento, de manera que al llegar a un signo de repetición haces “tap” (si quieres) en el enlace que previamente has creado y te dirige automáticamente al punto de destino, esté en la página que esté, ademas de realizar un parpadeo para poder encontrarlo mejor.

¿Y si quiero anotar alguna indicación?

Tanto Goodreader como forScore poseen de herramientas de dibujo, o inserción de texto, fácilmente accesibles desde un menú. Muy útil sobretodo cuando queremos indicarnos en la partituras la repeticiones que se hacen o las que no, o las modificaciones de tiempo que realiza el instrumentista.

¿Qué más ventajas proporciona el iPad para el Profesor Pianista Acompañante?

Aparte de la obvia de poder acarrear con un montón de gigabytes de partituras y poder acceder a ellas sin levantarte de la banqueta:

  • Podemos utilizar alguna aplicación de afinación para ayudar a afinar al instrumentista.
  • Podemos utilizar alguna aplicación de metrónomo para ayudar a llevar el pulso.
  • Podemos acceder a YouTube, Spotify o la música guardada en nuestro iPad para escuchar versiones de lo que estamos acompañando.
  • Podemos acceder a IMSLP u otros repositorios de partituras rápidamente para encontrar alguna partitura que necesitemos inmediatamente.
  • Podemos realizar una grabación del ensayo con el micro integrado (aun no he probado la calidad del micro estando el iPad apoyado en un atril de un piano resonado) o con un micro externo (específico de iPad, o cualquier micro USB usando el cámera conection kit), y enviarla inmediatamente por correo (o dropbox) al instrumentista.
  • Podemos gestionar el calendario de ensayos con iCal

¿Hay que hacer muchos apaños para que todo fluya normal?

Bueno, en las ediciones en papel muchas veces también hay que hacer un poco de collage.

 

 

12 thoughts on “Mi primera vez… de Pianista Acompañante con el iPad

  1. Oysiao Post author

    Finalmente me he pasado a ForScore. Por su precisión a la hora de pasar las páginas. Aunque hecho de menos el poder de gestión de documentos de GoodReader.

    Un apunte más: Cuando te pasan una partitura escaneada, hay que tener en cuenta que si el tamaño del archivo es muy grande convendría reducir el tamaño del mismo (mediante filtros quarz en mac), pq puede verse afectada la velocidad de pasada de hoja ligeramente.

  2. Pingback: Profesor Pianista Acompañante con iPad (II): Ahora con los pedales AirTurn | Oysiao en el Oasis

  3. Sensei-Sama

    Buenas.

    Acabo de llegar al post por casualidad, y escribo para comentar que también soy Pianista Acompañante de Conservatorio (Málaga) y desde el 25 de marzo de 2010 no uso el papel, en favor del iPad 2.

    En mi caso utilizo el programa PDF-notes, y casualmente coincidimos en el resto de consejos: poner en modo avión, quitar alarmas, usar ical, recortar los bordes blancos sobrantes etc. Resulta muy útil la integración con alguna nube (en mi caso tengo un backup de todo en DropBox) y el hecho de poder enviar al alumno en cualquier momento la partitura a su email, ya sea la versión “limpia” o la que incluya nuestras anotaciones.

    El paso de las páginas no representa grandes problemas, siempre puedes dejar de tocar un par de notas, o estudiar la zona donde puedes pasar la página y marcar ese paso como si fuera una indicación mas.

    Realmente como dices, la transición del papel al iPad es inevitable. Yo lo tuve claro en su día, por eso hice cola el 25 de Marzo de 2010, para usarlo desde el primer día de su venta en España.

    Y nada mas. Cuando alguien esté flipando a tu lado y te diga “esto es el futuro” haz como yo y responde “Para nada, esto es el presente desde hace años, lo que ocurre es que tú estás rezagado.”

  4. Anónimo

    Impresionante.
    Hace tiempo que no leia algo de tanta calidad a lahora de explicar algo.
    Explicaciones claras y completas, aderezadas con reflexiones personales.
    Bravo!!!!

  5. Rosa Mary

    Después de trabajar con mobilsheet en android he pasado a forscore de Apple. Los dos se parecen mucho y muy completos. Los utilizo para dirigir una banda. El de 12.9 pulgadas pues si no no se ven bien los guiones. Que pena de libro de instruccciones en español. Le sacaríamos más partido. Ahora voy por el paso de página.
    Qué modelo va bien y es el más barato?

  6. Paloma Vega

    Por favor.
    ¿Alguien me puede decir dónde puedo encontrar un tutorial o manual del” forSocore” en español?
    Muchas gracias.
    Un saludo

    1. Oysiao Post author

      Hola Paloma, creo que no existen. Pero puedes usar la función de traducción de subtítulos de los videos de YouTube. Habrá algún error, pero te puede servir. Lo encontrarás en el botón de rueda abajo a la derecha del video.

      Saludos

  7. Rosa Mary

    Ya me he acostumbrado de tal forma al forscore que cuando tengo papel le doy tap para pasar la hoja. Un fallo; al tocar al aire libre refleja la pantalla y no se como se puede solucionar con el forscore. En mobilsheet tenía la posibilidad de poner fondo negro de pantalla para no interferir con las luces de los escenarios. El pedal para pasar paginas air turn hay que acostumbrarse pero va muy bien para los que tocan. Es un poco dura la pulsación. El programa genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.