CLUEDO | SOMOS GRADO ¿y un error ministerial?

Recientemente ha surgido este video, realizado por alumnos de diseño de la EASD de Valencia.

Con el siguiente mensaje:

En la actualidad, en Europa, se imparten grados tanto en escuelas superiores como en universidades. Si nosotros estuvieramos estudiando en otro pais Europeo, nuestra titulación final sería Grado. Grado en Arte Dramático, Grado en Música, Grado en Danza, Grado en Cerámica, Grado en Diseño y Grado en Conservación y Restauración.

En España no. ¿Por qué? Por que nos regimos por una ley que impide utilizar la nomenclatura de Grado para estudios superiores artísticos. Todo por un error ministerial a la hora de adaptar nuestro sistema al Plan Bolonia. En consecuencia, en nuestros centros se imparten títulos equivalentes a los universitarios, pero éstos son considerados como institutos de secundaria a efectos administrativos. Por contra, nuestras matrículas tienen un coste similar a una matrícula universitaria. Señores, ¡seamos coherentes! Nuestra situación actual comporta confusión social y una infravaloración de nuestra condición de estudiante, afectando nuestra categoría profesional así como las posibilidades de trabajar fuera de nuestro país.

Pedimos poder apostar, con ganas e ilusión, por un futuro laboral en dónde nos sintamos valorados y reconocidos. Somos 17.000 alumnos que pedimos una solución. Por un futuro mejor.

Susucribo todas las palabras de este video excepto las que he marcado en negrita. El supuesto: “error ministerial”. Todos sabemos que en mayor o en menor medida, las leyes no las redactan los ministros o congresistas que se sientan en los escaños. Sino que estos siempre buscan asesores que les ayuden tanto en el espíritu como en la redacciones finales de las leyes. En la chapuza del RD 1614/2009, de la cual ya se avisó en su momento sabemos claramente quienes fueron los asesores del ministerio para llevarnos convencidamente por este camino.

En el libro “Las enseñanzas artísticas superiores | Legislación” publicado por ACESEA en el 2010 podemos leer las siguientes citas del capítulo “II. Crónica de un trayecto” (páginas 11 a 16), a cargo del Director del Institut del Teatre (que ha mostrado su actitud actual en su epistolario)

El proceso en el que, por fin, se ha establecido la ordenación de las enseñanzas artísticas superiores tiene lugar entre 2004 y 2010 si tomamos como punto de partida los primeros movimientos en torno al proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE)

Recordamos que el Ministerio se negó a negociar con ningún legítimo representante de las EEAASS durante la tramitación de la LOE porque decía que la LOE no iba a incluir ningún apartado sobre las EEAASS. Cuando aparecieron los capítulos referidos a ellas, el ministerio dijo que había consultado a unos expertos cuya identidad no quiso revelar nunca. Aquí, uno de esos expertos se desenmascara.

Ese proceso, sin embargo, es la culminación de un largo camino al que conviene referirse porque contiene hitos de los que somos deudores y porque es, en definitiva, la historia de las enseñanzas artísticas superiores en España.

Queda claro quienes se atribuyen todos los méritos de nuestra situación hasta el día inmediatamente anterior a la publicación de la sentencia.

Doce años después de la transición democrática, en 1990, la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) dio un paso deci- sivo que, definiendo las enseñanzas artísticas como “de régimen especial”, establecía la “equivalencia a todos los efectos” de las enseñanzas artísticas superiores respecto de las enseñanzas universitarias.

Jamás consideraré a la LOGSE un adelanto en esto, más si tenemos en cuenta que la anterior ley educativa de 1970 fue incumplida durante 20 años en su mandato de incorporación de las enseñanzas artísticas en la universidad. ¿Cómo podemos considerar un adelanto pasar de querer ser universidad a querer ser un instituto de secundaria equivalente más o menos a una licenciatura?  Señores, ¡seamos coherentes!

En 1997, veía la luz un primer informe sobre las enseñanzas artísticas superiores, obra de Antonio Embid Irujo, catedrático de derecho adminis- trativo de la Universidad de Zaragoza: “Informe sobre la conveniencia de promulgar una Ley Orgánica Reguladora de la Organización en Régimen de Autonomía de las Enseñanzas Superiores Artísticas en España”. Una primera y valiosa aproximación sistemática a esa realidad y a como debería ordenarse de manera específica.

Informe encargado por ACESEA, y cuya conclusión principal es desestimada por la propia ACESEA. Recordemos un poco las opción que se planteaban en el informe Embid:

  1. La modificación de la LOGSE introduciendo en ella los rasgos fundamentales de un sistema de organización autónomo de los centros superiores de enseñanzas artísticas.  En el Informe se dice que esta opción que parece la más simple, es la que lleva a la mayor descoordinación y práctica asimetría con la universidad. Es decir, la opción que de entrada se descarta. (¿Alguien dice que esto se arregla con una modificación de la LOE?
  2. Emanación de una legislación especial fuera del sistema LOGSE que consagre un sistema de organización de los centros superiores de enseñanzas artísticas semejante al universitario. El informe la califica como un paso más en una solución gradual que no debería ser un fin en si misma. Se dice de esta solución que nos encontrariamos con la fuerza tremenda de la pasividad a la hora de pensar y decidir sobre la configuración de la nueva normativa, ya que además debería de poder derrogar casi todos los pilares legislativos de nuestro marco educativo, remontándonos a la LODE de 1985 que aun está en vigor. También chocaríamos de frente con la constitución que le atribuye a la universidad competencia exclusivas a las que no podríamos aspirar (autonomía, doctorado, etc…)
  3. La consideración de los centros superior de enseñanzas artísticas como centros universitarios y su integración dentro de las estructuras de la universidad.  Es decir considerarnos facultades e integrarnos en la Universidad, ya que impartimos las mismas titulaciones que ellos, realizando las oportunas modificaciones estructurales.
  4. La consideración como universidad de los centros superiores de enseñanzas artísticas.  La opción elegida por el magistrado al que le encargan el informe. Automáticamente seríamos considerados universidades y tendríamos todas las perrogativas exclusivas de las universidades, integrándonos en el Sistema Universitario.

Curiosamente, en ACESEA (hasta hace relativamente poco) han desoído su propio informe desde 1997 y únicamente han apostado por las opciones 1 y 2, que el magistrado indica que son las que más problemas provocan y menos beneficios para nuestras enseñanzas reportan.

Volviendo al capítulo que veníamos citando:

Me tocó a mí, publicar en El País, en julio de de 2004, un artículo destinado a llamar la atención del gobierno: “Por la excepción artística en las enseñanzas superiores”. Funcionó. De inmediato, Alejandro Tiana, Secretario General de Educación, establecía contacto y nos remitía a José Luís Pérez Iriarte, Director General, y a Juan López, Subdirector, a los que visitaríamos en seguida.

Fuimos a verles los promotores de la mencionada declaración de escuelas del mes de febrero: Ignacio García May (RESAD, Madrid) y yo mismo (IT, Barcelona) con el in- forme sintético que me habían solicitado al efecto: “El ecosistema necesario para el normal desarrollo de las enseñanzas artísticas superiores”, en el que reseñaba las razones por las cuales creíamos imprescindible la “excepción artística”: las ratios a veces excepcionales que exige el arte, la singularidad de los espacios y las dotaciones técnicas necesarios, la imprescindible contrata ción de un grueso importante de profesionales en ejercicio, etc. La sintonía no tardó nada en producirse. Las puertas estaban abiertas.

Por desgracia, las puertas no estaban abiertas para todo el mundo. Realmente se trabajo a puerta cerrada para todo el resto de la comunidad educativa (sindicatos, asociaciones profesionales, resto de directores, profesorado, asociaciones de alumnos, y la propia universidad,…)

La LOE, finalmente, sería promulgada en 2006, estableciendo un marco coherente con lo que veníamos proponiendo.

¿MARCO COHERENTE? O_o’

De acuerdo con sus previsiones, en 2007, se creaba el Consejo Superior de las Enseñanzas Artísticas. Ese mismo año, tenía lugar la renovación de ACESEA, con el acceso a su presidencia del veterano Juan Ángel Serrano Masegoso, que contagió a la asociación su dinamismo y su proverbial audacia, emprendiendo una labor permanente e inestimable de puesta en común entre los centros y de interlocución persistente con el Ministerio, sin las cuales está claro que nada habría sido igual, no en vano ACESEA es la única asociación que reúne las direcciones de prácticamente todos los centros superiores de enseñanzas artísticas. Sea dicho ello sin menoscabo de la importante labor realizada por otras organizaciones también presentes en la Comisión Permanente del Consejo, entre las cuales destaca la Confederación Española de Escuelas de Artes Plástica y Diseño (CEA) con su presidente Josep-Albert Mestre al frente.

Queda claro quienes han negociado siempre con el Ministerio. Directores. ¿Han fomentado debates en sus propios centros y órganos de gobierno para respaldar las decisiones que se han tomado representando a su centro en dicha asociación?

Ahora, mientras los centros están completando su carrera contrarreloj para dejar listos sus nuevos planes de estudios de espacio europeo, que em- pezarán a implantarse en el inminente curso próximo —2010-2011—, van tomando cuerpo también las regulaciones autonómicas que han de completar el modelo, con elementos tan decisivos como el establecimiento de los sistemas de evaluación de la calidad y la constitución de los Institutos de las Artes destinados a integrar funcionalmente los distintos centros de cada comunidad y a ejercer de “universidad de las artes”. Caerá luego, como fruta madura, la correspondiente recalificación del profesorado artístico, la maduración de los métodos de la investigación sobre la práctica artística, etc. El proceso sigue, pues, pero es ya irreversible y sus bases están plenamente asentadas. Las enseñanzas artísticas españolas han llegado finalmente a Europa.

Lo que ha caído como fruta madura han sido las bases que decían estaban plenamente asentadas, y nuestra entrada en Europa está siendo “de pandereta”.

Por un futuro mejor

El video con el que encabezamos esta entrada usa como conclusión final: Por un futuro mejor. Pues a eso mismo apelo a todo aquel que se haya molestado en leer hasta aquí abajo. Luchemos firmemente por dignificar nuestras EEAASS en dónde se merecen, la Universidad, y dejémonos de ecosistemas propios que no hacen más que marginarnos. Hay grados en Europa que no están en universidad, cierto, pero están en desventaja respecto a los que están dentro de la universidad, y algunos simplemente están en un paso dentro de un camino gradual frente a la plena integración. Por otra parte, no parece que queramos recordar que en Europa TAMBIÉN HAY GRADO ARTÍSTICOS DENTRO DE LAS UNIVERSIDADES y estos no están asfixiados en un sistema que no les es propio, como demuestra la gran cantidad de alumnos españoles que van a estas universidades a continuar y completar su formación, no con pocos problemas de homologación a su vuelta a España.

Existe un manifiesto, existe una Plataforma, existe una campaña de firmas, existe una voluntad de diálogo entre todos (directores, profesores, alumnos, sindicatos, asociaciones, universidad), y lo más importante de todo existe una verdadera ilusión: por un futuro mejor.

¿qué puedo hacer yo para ayudar a esta causa?

ACTÚA de forma coherente: www.eeaassuniversidad.guidoblogs.org

2 thoughts on “CLUEDO | SOMOS GRADO ¿y un error ministerial?

  1. Francisco

    Pues me hago cruces, ¿cuando va a ener alguien las narices de denunciar en los tribunales ordinarios al ministro correspondiente y al presidente del gobierno como responsable subsidiario, por incumplir la ley?, si hay 17.000 personas afectadas, a 10 euros por persona son unos 170.000 euros para poner abogados en marcha…, por supuesto con todo lujo de informacíón y detalles, a ver si de una vez aprendemos de otros paises y se monta un lobby de presión por parte de los estudiantes y profesionales de la música, esa orientación de la alta matemática más agradable a los sentidos.
    saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.