Asesinato del Aula de Música de Alcalá

Carta de Josep Colom:

Benvolguts amics. Queridos amigos:

No suelo enviar cartas colectivas de una cierta extensión porque prefiero personalizar, pero la ocasión exige la máxima difusión. También por una cuestión práctica la escribo en el idioma que entendemos todos.

EL AULA DE MÚSICA DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES HA DESAPARECIDO. De un día para otro. Ayer por más señas. El 28 de Junio de 2012.

Yo personalmente, viviéndolo desde dentro, (llevo dando clases de piano allí desde su fundación en 1990), hace unos dos años que estaba preparándome para asumir la muerte de este centro de formación contínua para profesionales de la música, pues cada vez era más explícito el desinterés del rectorado por una actividad que era económicamente deficitaria.

El precio de una cosa lo conoce cualquiera; captar el valor es más sutil y requiere cultura y responsabilidad. La pena es que la mayoría de quienes manejan el poco dinero público que va quedando no ven ni quieren comprender la diferencia.

Ya hace un tiempo que la crisis (esta palabreja que cada vez usamos más a menudo sin mirar en el diccionario qué significa exactamente) se usa como comodín por los administradores del dinero público ignorantes del valor de lo que administran.

(Del lat. crisis, y este del gr. κρίσις).
1. f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.
2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.
3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.
4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.
5. f. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.
6. f. Escasez, carestía.
7. f. Situación dificultosa o complicada.

(Lo que antecede lo he cortado y pegado del Dicionario de la real Academia… de todas las acepciones está claro que nos quedamos sólo con la sexta… y de la quinta no hacemos ni caso… igualito que con las Tablas de la Ley de Moisés)

Es una ironía añadida que esto ocurra en la Universidad de Alcalá de Henares, que se disputa el honor de ser la más antigua de España con la de Salamanca. A mí me da igual cuál de las dos gane esta competición irrelevante, pero ello indica que ambas nacieron cuando la Música era una de las disciplinas fundamentales en una Universidad con mayúscula. Con los siglos, los monumentos se llenan de porquería; es inevitable. Por eso estamos limpiando las Catedrales, por lo menos las que decidimos que también merecen mayúscula.

Pero confieso que pese a que he tenido tiempo de verlo venir, como he dicho, me he quedado anonadado por las maneras: María José y Verónica, cuyos esfuerzos y dedicación el rectorado distaba cada vez más de merecer, han sido convocadas ayer por el susodicho rectorado y DESPEDIDAS, con una indemnización mínima (muy mínima) que autoriza la nueva ley, cuando ya tenían diseñadas gran parte de las actividades del próximo curso. Hace un año la indemnización hubiera sido el doble… yo a veces me preguntaba qué estaban esperando… ahora hay indicios: todo sea por el ahorro que impone la crisis. Los buenos fines justifican todo tipo de medios.

El magnífico espacio de Los Basilios de Alcalá, que pertenece a la universidad, ha sido clausurado, cerrado con llave. María José y Verónica no pueden ni recoger objetos personales que tienen allí. ¿A qué va a destinar el rectorado este espacio? De toda evidencia, a algo rentable. Yo podría dar ideas, aunque no las necesiten: ¿un mini Alcalavegas con descuentos para el alumnado?, ¿una minibanca privada con participaciones basurentes propias y créditos beca a devolver YA! si suspendes? … en fin, misterio, misterio.

Es lo que hay. ¿Qué podemos hacer? Yo ya he agotado el cupo de pataleo terapéutico pero ineficaz.

Creo que el siguiente paso es difundir y difundir la noticia con la esperanza de que indigne a suficientes personas como para que lo noten quienes tienen poder para cambiar el triste rumbo que toma esta vetusta universidad que fundó Cisneros y que está en la ciudad que vio nacer a Cervantes. Respetemos su memoria con algo más que incluirlos en los libros de texto.

Por lo menos creo que debemos intentarlo con entusiasmo aunque sin apego al resultado, sabiendo lo poco que interesa el tipo de música que hacemos a la mayoría de la población. (Y como consecuencia no es rentable, efectivamente). Claro que es más grave y vital lo de los hospitales (por poner un ejemplo entre tantísimos) pero, ¿de verdad está desapareciendo el dinero? El dinero es una energía a fin de cuentas y según la física clásica la energía no se crea ni se destruye; sólo se transforma. ¿En qué se ha transformado? ¿Dónde está? ¿Quién lo retiene? ¿Dónde? ¿Bajo qué apariencia? ¿Con qué fin? Podemos coleccionar muchos etcéteras entre todos.

Amigos míos, amics meus. Comuniquémonos, creemos cauces para la protesta; todas las ideas serán bienvenidas y tenidas en cuenta. Creo que no se trata de hacer mucho ruido sino de ser sensatos y decir lo que pensamos en el lugar y momento adecuados, actuar en nuestro ámbito de influencia (ni más ni menos), contrastar ideas y unir fuerzas.

Un abrazo a todos. Una abraçada a tots.

Josep María Colom

Tagged on:

2 thoughts on “Asesinato del Aula de Música de Alcalá

  1. Javier Guijarro Pascual

    Hola. Soy Javier Guinarro, profesor de Historia y Análisis en el Conservatorio de Salamanca. Comparto tu pena y tu indignación, como antiguo alumno de los cursos de Alcalá (especialmente los de Rosen). Supongo que será difícil hacer nada, pero contad con mi apoyo. Ánimo a las despedidas, y mi agradecimiento a los que han trabajado allí estos años.

    Un abrazo, Javier Guijarro.

  2. Virginia Gutierrez Marañon

    Hola Josep:

    He estado fuera un tiempo y no tenía ni idea de que había ocurrido tal desastre con el Aula de Música. He realizado tantísimos cursos en el Aula de Música a lo largo de los años en que ha estado en marcha, que era casi mi segunda casa. Todos han resultado siempre interesantísimos y me llevo un gratísimo recuerdo de los mismos, de la calidad de los profesores que los impartieron, de los compañeros con los que compartí esos días, y sobretodo, del buen hacer y profesionalidad, además del siempre maravilloso trato humano de Maria José y Verónica, junto a las que he crecido como persona y como músico. Me he quedado de piedra al ver la notica, porque, en mi total desconocimiento, me proponía a mirar en la web qué cursos se ofrecían por estas fechas, para realizar alguno… En fin, se ha perdido algo muy importante, como bien dices, que no se puede medir con dinero, y que era un referente imprescindible para la formación de los músicos en Madrid, además de ser algo que engrandecía a la Universidad de Alcalá. Ahora ésta tendrá más dinero, pero menos renombre internacional y eso hace mucho más daño del que se imaginan sus gestores.

    Y a los músicos, ¿qué nos queda ya? ¿cursos online? ¿irnos fuera de España a realizarlos? Lo siento en el alma, de verdad… Si tienes la oportunidad de ver a estas dos magníficas compañeras, trasmíteles mi cariño y mi apoyo, aunque sea bastantes meses después. Y a ti, gracias por estar ahí, por haber intentado luchar contra el Goliat de la crisis, que tantísimo daño está haciendo. Eso te honra como persona y como profesional. Si lo hubiese sabido antes, allí habría estado también, peleando junto a ti por algo que siempre merecerá la pena. Si en algún momento veis la posibilidad de volver a levantar el aula, que sé que se hará, por favor, en lo que yo pueda, contad conmigo, que allí estaré, sin dudarlo.
    Un fortísimo abrazo, os echaré de menos
    Virginia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.