La sombra de los recortes llega hasta la Escuela Insular de Música de Fuerteventura

Con la publicación del Real Decreto-Ley 20/2011 de 30 de diciembre de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, firmado por el Presidente del Gobierno Mariano Rajoy Brey y sancionado por el Rey Juan Carlos, el Cabildo de Fuerteventura ha decido prescindir para este curso escolar de 2/3 del personal total de la Escuela Insular, o incluso llegando a sugerir una desentendimiento total de la misma privatizándola.

Las consecuencias inmediatas de esta situación son:

  • La destrucción de 20 puestos de trabajo.
  • La eliminación del acceso al estudio de la música para la ciudadanía
  • La imposibilidad del acceso directo al estudio superior de música, conservatorio, para la ciudadanía de Fuerteventura.
  • La eliminación de una posible salida laboral para algunos alumnos que pudieran destacar en la interpretación.

¡Actúa ahora!

Archivo de Prensa

Escrito de los Padres

ESCRITO CON ENTRADA EN EL CABILDO EL DÍA 16 DE MAYO

*LOS PADRES, MADRES Y ALUMNOS/AS DE LA ESCUELA INSULAR DE MÚSICA DE FUERTEVENTURA

BASÁNDONOS EN LOS SIGUIENTES ANTECEDENTES:

* En la reunión celebrada el día 30 de abril de 2012, a la que asistieron el Consejero de Cultura del Cabildo Insular, la Directora de la Escuela Insular de Música, dos técnicos del Dpto. de Recursos Humanos del Cabildo de Fuerteventura y varios representantes de los padres y alumnos de la Escuela, se expusieron los siguientes puntos:

o Por parte del Consejero de Cultura:

* que la única vía legal para la continuidad de la Escuela Insular de Música de Fuerteventura es su gestión mediante una cooperativa de profesores;
* que mediante dicha cooperativa se puede garantizar la educación musical en condiciones no discriminatorias para todos los alumnos de la isla y sin merma de la calidad de estas enseñanzas.

o Por parte de los padres y alumnos:

* que sí existen alternativas legales para la continuidad del profesorado de la Escuela de Música, que no incumplirían lo establecido en el Real Decreto-Ley 20/2011 de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público;
* que mediante la cooperativa citada, el Cabildo no puede garantizar la continuidad de estas enseñanzas, el acceso a ellas en condiciones de igualdad para toda la población o la continuidad del proyecto y del profesorado, con el consiguiente deterioro de la calidad de la educación, por lo que se vulneraría el derecho a la Educación y a la Cultura de todos los habitantes de la isla que no residan en las cercanías de Puerto del Rosario;
* que el Cabildo (y la Escuela de Música bajo su gestión) no ha informado a padres y alumnos de esta grave situación.

* La reunión se cerró con el compromiso mutuo de buscar otras vías de resolver el problema, y con el compromiso por parte del Consejero de Cultura de informar a padres y alumnos de los futuros acontecimientos a través de la dirección de la Escuela Insular de Música en el plazo de aproximadamente una semana.

* El día 7 de mayo de 2012, ante la falta de respuesta tanto del Cabildo como de la Escuela, la representante de padres y alumnos telefonea repetidas veces a la directora de la Escuela Insular de Música sin lograr que atienda la llamada hasta bien entrada la noche. No solo se incumple el compromiso de informarnos, sino también el de buscar alternativas a la cooperativa, ya que la directora vuelve a insistir que es la única vía y que mediante ella se pueden garantizar las enseñanzas de música en la isla.

* El día 9 de mayo de 2012 tiene lugar una reunión del Presidente del Cabildo, el Consejero de Cultura, la dirección del centro y todos los profesores de la Escuela Insular de Música, donde los representantes del Cabildo plantearon de nuevo la cooperativa como única vía de solucionar el problema.

* El día 10 de mayo de 2012 el Presidente del Cabildo se pone en contacto con uno de los representantes de los padres y alumnos y afirma, entre otras cosas, que el Cabildo no tiene competencias en educación, que debido al Real-Decreto Ley del Gobierno Central no se pueden realizar contrataciones, que solo existen excepciones en líneas prioritarias (y que el Cabildo considera que hay prioridades que están por encima de la Escuela de Música, como el laboratorio de Lácteos, al ser un asunto de Sanidad Pública) y también que con la cooperativa de profesores el Cabildo garantiza el servicio. Asimismo se afirma que los padres y alumnos han sido mal informados por algunos profesores de la Escuela. La conversación concluye con una propuesta por parte del Presidente de Cabildo de celebrar una reunión con los padres, a la que también asistiría el Consejero de Cultura, para aclarar todos estos asuntos.

EXPONEMOS QUE:

* El Cabildo, como administración local, sí tiene competencias educativas en lo que se refiere a la creación y mantenimiento de las Escuelas de Música y Danza, según lo establecido en el Decreto 179/1994 de 29 de julio (de regulación de escuelas de música y danza).

El Cabildo no debe desatender sus responsabilidades en este sentido sino que debe seguir el ejemplo de las instituciones públicas del resto de las islas, que han podido organizar las enseñanzas musicales mediante diferentes modalidades, sin privatizar los servicios, de forma que las necesidades de su población queden cubiertas.

El Cabildo debe tener en cuenta que en el caso de Fuerteventura todo lo anteriormente expuesto es especialmente relevante dada la escasez de oferta cultural en la isla; y que la única opción que tienen los majoreros y residentes de iniciar estudios musicales es la Escuela Insular de Música. Por ello, el perjuicio causado por mal funcionamiento o desaparición del servicio puede ser muy grave, especialmente entre los más jóvenes. Entendiendo que los recortes pueden ser inevitables, pensamos que no se deben producir en áreas en las que existen carencias tan graves, que afecten a la formación y a la educación futuro, principalmente de los niños.

Consideramos que a lo anteriormente expuesto se suma que es discriminatorio centralizar la enseñanza pública en la capital y cubrir las necesidades del resto de la isla mediante la enseñanza privada, enmascarando todo el proceso bajo el nombre de “externalización”.

* La propuesta del Cabildo (una cooperativa de profesores), no solo no es una solución, sino que agravaría el problema, poniendo en peligro la estabilidad y el futuro de la Escuela Insular de Música, debido a que:

o No todos los profesores de la Escuela Insular de Música integrarían la cooperativa, ya que la mayoría del profesorado de Puerto del Rosario se encuentra contratado de forma estable, dentro del plan de empleo llevado a cabo por el Cabildo Insular al contrario que el resto de docentes. La existencia de dos categorías de profesorado diferentes complicaría enormemente la gestión de la Escuela desde el punto de vista organizativo, pedagógico y curricular, con perjuicio de aquellas sedes y especialidades que no tienen apenas profesorado estable asignado (Morro Jable, Gran Tarajal, Antigua, La Oliva, Corralejo y de algunas especialidades de la sede de Puerto del Rosario).

o Las condiciones laborales del profesorado empeorarían, lo que incrementaría la tendencia (ya existente) del profesorado de sedes periféricas a buscar mejores condiciones laborales en otros empleos. Esta circunstancia aumentaría la inestabilidad del profesorado de las sedes de Morro Jable, Gran Tarajal, Antigua, La Oliva, Corralejo y de algunas especialidades de la sede de Puerto del Rosario.

El empeoramiento de condiciones laborales se produciría porque los trabajadores de una cooperativa deben cobrar, por imperativo legal, los 12 meses del año. En la situación actual, el Cabildo contrata a los profesores solo por la duración del curso escolar (9 meses), por lo que el salario del profesorado, al tener que repartirse entre mayor número de meses, se vería bruscamente disminuido. Asimismo, hay que restar los gastos de mantenimiento (gestoría, etc.) así como el aumento salarial correspondiente a los cargos directivos de la cooperativa, que saldrían de la parte proporcional del salario de cada uno de los miembros de la misma, ya que consideramos dudoso que el Cabildo amplíe la partida presupuestaria para cubrir estos gastos. Además, los profesores de la cooperativa se deberán acoger al convenio del sector correspondiente, mientras que el resto del profesorado seguirá, como hasta ahora, acogiéndose al convenio del Cabildo, lo cual supone un agravio comparativo.

o En pasados cursos, el Cabildo ha tenido enormes dificultades para contratar profesorado cualificado en varias de las especialidades que se imparten, y en ocasiones han quedado sin cubrir algunas bajas médicas, a veces durante varios meses. Si el Cabildo, que tiene facilidad para realizar una oferta pública de trabajo, ha tenido problemas para encontrar profesorado, la situación empeoraría enormemente con una cooperativa, que nunca tendría la capacidad de atraer personal cualificado que tiene una institución pública. De nuevo son la mayoría de especialidades de la sede de Puerto del Rosario las que salen beneficiadas, ya que es en el resto de la isla donde el profesorado tiende a buscar otros empleos con mejores condiciones laborales, y donde quedarían sin cubrir las especialidades.

o Dado que, por imperativo legal, una cooperativa solo puede contratar a un 15% de su personal (es decir, en el caso de una cooperativa de 17 profesores como la que se propone, solo se podría contratar a 3 profesores que no pertenezcan a ella), si hubiese más de tres profesores que desearan abandonar la cooperativa por cambio de empleo, no se podría contratar a un cuarto profesor, sino que este debe ser miembro de la cooperativa, lo que dificultaría aún más encontrar profesorado para impartir las especialidades. De la misma manera, si se produjeran más de 3 bajas médicas durante el curso académico, podrían aparecer problemas a la hora de sustituir al cuarto profesor enfermo. Todo esto, una vez más, afectaría sobre todo a aquellos alumnos que no pertenecen a la sede de Puerto del Rosario.

o La vía de la cooperativa ya se intentó hace varios años, y surgieron muchas de las dificultades expuestas anteriormente. De hecho, los profesores de la sede de Gran Tarajal eran contratados por la cooperativa, y sus peores condiciones laborales y menor derecho de acceso a los recursos de la Escuela ocasionó problemas serios. Precisamente por esta razón la cooperativa fue absorbida por el Cabildo Insular, y precisamente por esta razón consideramos un retroceso que se vuelva a plantear la posibilidad de volver a un modelo ineficaz, máxime cuando el número de alumnos y de sedes ha aumentado y la mayor complejidad de la Escuela de Música hace aún más difícil su buen funcionamiento.

* A pesar de las intervenciones públicas en diversos medios de comunicación tanto del Consejero de Cultura como del Presidente del Cabildo, en las que se han “garantizado” las enseñanzas de música en toda la isla, no se ha explicado de qué manera se concretan estas “garantías”. Entendemos que una enseñanza de calidad se basa en gran parte en la continuidad del profesorado, algo que los padres hemos reclamado sistemáticamente durante años, y que es precisamente lo que se pone en peligro con el modelo de la cooperativa. El Cabildo no puede garantizar en estas condiciones lo que asegura que va a garantizar.

* El Cabildo puede optar por otras vías para garantizar la continuidad del profesorado, tales como la conversión de los contratos vigentes del profesorado a la modalidad de “indefinido discontinuo”, sin contravenir lo establecido en el Real Decreto-Ley anteriormente citado. Entendemos que no es la falta de alternativas, ni un imperativo legal, sino la falta de voluntad por parte del Cabildo lo que impide que esto se lleve a cabo, máxime cuando el proceso ha sido facilitado por la reclamación en este sentido que algunos profesores han presentado.

* Nos preocupa observar que las propuestas del Cabildo y de la Dirección de la Escuela Insular de Música no están encaminadas a asegurar la continuidad y la calidad de las enseñanzas de música, sino que, por el contrario, van en perjuicio de todos los usuarios, hasta el punto de que nos preguntamos qué otras acciones podrían tener lugar en detrimento del servicio y cuál es el objetivo final del Cabildo con respecto a la Escuela. En concreto, nos preocupan aspectos tales como:

o El mantenimiento de las sedes a largo plazo.
o El mantenimiento de las especialidades a largo plazo.
o La continuidad del profesorado de un curso al siguiente.
o Si se va aprovechar el probable incumplimiento por parte de la cooperativa de las condiciones y plazos establecidos por el Cabildo para justificar la disminución progresiva y posterior eliminación definitiva de los servicios de la Escuela Insular de Música en Morro Jable, Gran Tarajal, Antigua, La Oliva, Corralejo y algunas especialidades de la sede de Puerto del Rosario.
o La vulneración al derecho a la educación de nuestros hijos si se produce cierre final de la Escuela Insular de Música, ya que deberían abandonar la isla (como mínimo a Lanzarote o a Gran Canaria) para cursar este tipo de estudios.

* Respecto a la afirmación del Presidente del Cabildo de que hay temas que se deben priorizar preferentemente a la Escuela de Música (como el Laboratorio de Lácteos, por ser un asunto sanitario), señalamos que la Ley 11/1994, de 26 de julio, de Ordenación Sanitaria de Canarias, en su artículo 44 establece que las competencias en salud pública, y concretamente en el control de los alimentos, corresponden al Gobierno de Canarias, y no a los Cabildos, y de hecho, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias realiza periódicamente los análisis necesarios que sí corresponden a sus competencias en el Laboratorio de Salud Pública de Puerto del Rosario.

Además, la normativa europea señala en el Reglamento 854/2004 que corresponde al operador de empresa alimentaria el garantizar que la leche cruda que utilice para elaborar productos de leche cumple el criterio microbiológico establecido. Siendo loable y deseable el apoyo que el Cabildo intenta prestar al sector ganadero de la isla, entendemos que no es razón para justificar dejación de sus funciones en las competencias que sí tiene asignadas.

* Por último, debemos señalar que las afirmaciones de que existen “padres de alumnos soliviantados o mal informados por algunos profesores” se han producido reiteradamente a lo largo de los años ante cualquier protesta de los padres por el deficiente funcionamiento de la Escuela. Dichas afirmaciones han provenido de la Dirección de la Escuela, de personal técnico de la Consejería de Cultura, de anteriores Consejeros de Cultura, y finalmente del propio Presidente del Cabildo el pasado día 10 de mayo. De nuevo nos vemos en la necesidad de recordar al Cabildo que según el artículo 27 de la Constitución Española, los poderes públicos deben garantizar no solo la enseñanza sino también “la participación efectiva de todos los sectores afectados”. Dado que somos las familias el principal sector afectado, debemos lamentar que nuestras legítimas reclamaciones no hayan sido nunca consideradas con la seriedad y el respeto debidos a cualquier ciudadano por parte de las Administraciones Públicas.

SOLICITAMOS QUE:

* El Cabildo cumpla con sus responsabilidades, así como con los servicios que ha asumido en base a la normativa vigente relacionada en nuestro escrito del 30 de mayo de 2012, con registro de entrada nº 13505.
* Bajo ningún concepto el Cabildo se desentienda de la gestión directa de todas y cada una de las sedes y especialidades de la Escuela Insular de Música de Fuerteventura, de forma que todas ellas sigan bajo su titularidad.
* El Cabildo garantice la continuidad del profesorado, y por lo tanto, del proyecto educativo actual, reconociendo que la relación laboral con ellos es de tipo indefinido a aquellos profesores que cumplan los requisitos necesarios para ello, y buscando las vías necesarias para el resto.

Respuesta del Cabildo

CONTESTACIÓN DEL CABILDO AL PRIMER ESCRITO (RECIBIDO EL 17 DE MAYO)

En relación a su escrito (con R.E número 13505, de fecha 30 de abril de 2012), donde plantea una serie de cuestiones relativas a la Escuela Insular de Música del Cabildo de Fuerteventura, le comunico lo siguiente:
El Decreto 152/1994, de 21 de julio, de transferencias de funciones de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias a los Cabildos Insulares en materia de cultura, deportes y patrimonio histórico-artístico, establece que son Competencias y funciones cuya titularidad corresponde a la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, entre otras la de Creación y gestión de servicios y centros regionales destinados al fomento, difusión y proyección de actividades musicales.

Aún así, fuera del marco Competencial del Cabildo de Fuerteventura, se ha asumido por parte de esta Institución la gestión de este Servicio debido a la importancia que se le da desde esta Corporación a un proyecto de estas características, comprometiéndonos en todo momento a impulsar y mejorar el mismo.
En el año 1986 comienza su andadura en Fuerteventura la Escuela Insular de folclore, con sedes por toda la geografía Insular.

Posteriormente se instauran algunas de las especialidades de música clásica en el Aula de Música con sede en Puerto del Rosario. Es a partir de 2003 cuando, fruto de las gestiones realizadas por los representantes Insulares, se formaliza la Escuela Insular de Música, manteniéndose en la actualidad como un proyecto preferente para nosotros.

A partir de ese momento, comienza la expansión de la Escuela por toda la Isla, incorporando la casi totalidad de especialidades de música clásica e instalando sedes en todos los municipios de Fuerteventura. Se pasa de una plantilla de 14 profesores a los 34 que tienen actualmente la responsabilidad de impartir la enseñanza musical en la Escuela. Por lo que creemos que no se corresponde con la realidad cuando usted afirma que el Cabildo vulnera el derecho a la Educación y ala Cultura de todos los habitantes de la Isla que no residan en Puerto del Rosario. Muy al contrario, se ha venido haciendo un esfuerzo económico importante para cubrir esta enseñanza en toda la Isla, asumiendo el 100% del importante coste que supone este proyecto. En este sentido, la Escuela Insular de música de Fuerteventura es la única gestionada por Cabildos que cuenta con sedes fuera de la Capital de la Isla. Sirva como ejemplo las Escuelas de Música de Lanzarote, Tenerife y La Palma, que tienen centralizada su actividad en Arrecife, Santa Cruz de la Palma y Santa Cruz de Tenerife respectivamente.

Ahora ha llegado una época difícil para todos, donde se ha impuesto una política de recortes a nivel general, y que afecta a todos los Servicios que se ofrecen desde las Administraciones Públicas. Todos debemos hacer un esfuerzo para optimizar los recursos disponibles, y en ese sentido la Escuela tendrá una programación ajustada a las necesidades reales del alumnado.

En relación al profesorado necesario para impartir la enseñanza musical, en la actualidad, el Real Decreto Ley 20/2011, en concreto su artículo 3 dos, establece que no es posible la contratación laboral de personal temporal o de funcionarios interinos salvo en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables que se restringirán a los sectores funciones y categorías profesionales que se consideren prioritarios o que afecten al funcionamiento de los servicios públicos esenciales.

La prohibición de contratación de personal es expresa. El Cabildo no tiene competencias en Educación reglada y no reglada. Por lo tanto, la Educación musical impartida por las Escuelas de Música no puede ser considerado un servicio especial para la comunidad desde el punto de vista de las competencias insulares emanadas desde los artículos 25 y 26 de la ley de Bases de Régimen Local.

Por todo lo expuesto, y desde la voluntad política de continuar ofreciendo este servicio a la sociedad de Fuerteventura, desde la Unidad de Recursos humanos de este Cabildo se está trabajando para conseguir la fórmula legal que permita continuar con el Servicio en óptimas condiciones para todos.

Sin más, y agradeciéndole su interés y preocupación por conseguir entre todos continuar con este proyecto tan ilusionante para nosotros desde sus inicios, reciba un cordial saludo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.