¿Cómo debería ser una prueba de acceso a Enseñanzas Profesionales?

Algunas personas piensan que las pruebas de acceso a las Enseñanzas Profesionales de un Conservatorio son un paso traumático para los niños que pueden verse envueltos en una “pequeña oposición” que determinará su futuro con la música.

¿Cómo debería ser una prueba de acceso a Enseñanzas Profesionales? Clic para tuitear

KeepCalmStudio.com-[Crown]-Keep-Calm-And-Apply-For-Your-Admission
Primero debo mostrar mi apoyo a dichas pruebas por determinados motivos:

  • Sirven como aliciente para estudiar más e ir más preparado.
  • Hay alumnos que estudian las enseñanzas elementales en centros diferentes, por lo que es necesario que desde el centro de destino se haga una misma prueba de nivel tanto para los que provienen del mismo centro, como los que no.
  • Los recursos que usan las administraciones para la formación musical de las personas en los conservatorios son costosos y hay que asegurar que las personas que se benefician cumplen unos requisitos mínimos que aseguran el buen aprovechamiento de las enseñanzas.

Dicho esto debo decir que las actuales ofertas de plazas vacantes suelen ser escasas para la calidad de la demanda existente, ya que realmente el procedimiento de acceso no es por criterio, si no por norma. Es decir:

  • Un procedimiento de acceso por criterio significaría que: todas las personas que superen determinado nivel tienen asegurado el acceso a las enseñanzas.
  • Un procedimiento de acceso por norma significa que: el acceso a las enseñanzas está en función de tu nivel con respecto al nivel del resto de aspirante y el número de plazas.

Diferencias entre pruebas de acceso por criterio y por norma Clic para tuitear

Se debería controlar la oferta de plazas en la medida de lo posible en función del número de personas que podrían acceder por criterio. Aunque esto es algo difícil de determinar ya que:

ver el número de aprobados en las pruebas de acceso que no tienen plaza no es un indicador claro de la cantidad de gente que se queda fuera en un procedimiento de acceso de por norma cuando el puesto de trabajo del examinador depende de engrosar el caudal de gente que podría acceder a dichas enseñanzas.

Quizá siendo el tribunal de la prueba de acceso en su totalidad o en parte de otro centro diferente al del ingreso de los aspirantes ayudaría a diluir esta posible desviación.

¿Y si el tribunal de la prueba de acceso fuera de otro conservatorio? Clic para tuitear

Por otra parte, motivos como que todo el mundo debería tener derecho a estudiar en un conservatorio público, independientemente de su nivel no los veo adecuados para las enseñanzas profesionales, sobretodo porque estudiar en un conservatorio público no es la única forma de estudiar música en este país. Los conservatorios son centros profesionales y como tal, deben buscar la excelencia entre su alumnado.  Y sé que es peligroso hablar en estos términos ya que puede parecer que esté defendiendo un excesivo elitismo, o incluso recortes en las enseñanzas que estrangulen el caudal de alumnos que una zona puede proporcionar. Pero no lo es así. Defiendo una enseñanza de calidad acorde a todas las alternativas que hay, siendo los Conservatorios los centros que deben representar la excelencia musical a todo aquel que demuestre un nivel y aptitudes para aprovecharlos.

Entonces es cuando puede salir el argumento de que, hacemos que los alumnos se lo jueguen todo a una carta. Bueno, al igual que las oposiciones, las entrevistas de trabajo, la prueba de acceso a la universidad, etc… Evidentemente debemos buscar mecanismos para que:

  • Una jugada errónea o poco afortunada no cierre la puerta definitivamente (es decir, que el alumno encuentre segundas oportunidades o caminos alternativos que le conduzcan hacia las mismas metas).
  • Mejorar al máximo la objetividad de las pruebas.
¿Cómo mejoramos la objetividad de las pruebas de acceso al Conservatorio? Clic para tuitear

Cómo profesor de alumnos a los que previamente he evaluado en pruebas de acceso a Enseñanzas Profesionales puedo afirmar que el actual sistema que se utiliza en la Comunidad Valenciana es poco efectivo a la hora de determinar las verdaderas capacidades y aptitudes musicales de los aspirantes. Me centraré en las pruebas de instrumento que es el caso del que mejor puedo hablar.

Que el tribunal elija una obra de una lista de tres presentada por el aspirante no muestra:

  • La capacidad de trabajo.
  • La versatilidad estilística.
  • La velocidad de evolución.
  • La capacidad de corrección.
  • Las deficiencias técnicas.

Ya que una elección optimizada de obras o el trabajo muy a largo plazo sobre las mismas (del orden de 2 años incluso) pueden maquillar los aspectos anteriormente mencionados. Y la prueba de lectura a primera vista, que podría enarbolarse como capaz para fijarse en estos aspectos, depende mucho también de otros aspectos más relacionados únicamente con las habilidades de lectura y capacidad de concentración en ese momento.

Así pues, ¿qué propongo yo para poder aflorar estos aspectos en una prueba de acceso?

  1. Obra Libre de un listado de 3.
  2. Obra Obligada I
  3. Obra Obligada II + breve clase sobre la misma
  4. Lectura a vista.

Una obra libre a elegir por el tribunal de un listado de 3 presentadas por el aspirante. Con esto nos aseguramos que:

  • El aspirante al menos ha trabajado muy a fondo 3 piezas.
  • El aspirante puede mostrar las fortalezas que desee mostrar al llevar un repertorio elegido por él.

Una obra obligada única para todo el mundo y diferente cada año, que se publique con una antelación superior a 6 meses. Esta misma obra podría determinarse a nivel autonómico y ser la misma para todos los conservatorios Con esto nos aseguramos:

  • Lo que es capaz de hacer el alumno a un largo plazo razonable (y no excesivo)
  • Una misma obra que nos sirva de vara de medir para todo el mundo por igual, ya que valorar siempre con obras diferentes puede ser algo más complejo.
  • Un criterio de dificultad común a todos los centros de la misma comunidad.

Una obra obligada de nueva creación y hecha pública (y disponible gratuitamente) con un período no superior a 1 mes antes de la prueba. Con esto nos aseguramos:

  • Descubrir qué es capaz de hacer el alumno a corto plazo.
  • Los mismos puntos que el apartado anterior.
  • Fomentar tanto la nueva creación, como su interpretación.

Al mismo tiempo, disponer el tribunal de una breve clase sobre la obra nueva (ya que realmente aun estaría en proceso de montaje) con el alumno para ver cómo de sencillo o dificultoso es trabajar con el alumno.

Por último, una lectura a primera vista (evidentemente de nueva creación también).

Y ¿tú? ¿Qué opinas sobre lo que aquí se está debatiendo? En el siguiente enlace (live results) puedes acceder al análisis de resultados en vivo del cuestionario que te propongo contestar abajo:

Diseña tu prueba de acceso a Enseñanzas Profesionales de Música Clic para tuitear

 

Powered by Typeform

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.