La educación musical en España s XX (1): El ministerio de Instruccción Pública y Bellas Artes

Puestos a iniciar una serie de entradas sobre la educación musical en España en el s. XX…

“es obligado recordar en primer lugar la creación, en los mismos comienzos del siglo xx, del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.
Por el Real Decreto de 18 de abril de 1900  se suprime el Ministerio de Fomento, creando en su lugar dos nuevos departamentos ministeriales, el Ministerio citado y, además, el de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas. La medida, capital desde la perspectiva de la educación, es también desde un mero punto de vista administrativo muy importante. Nótese, así, que estamos ante la supresión de uno de los órganos más que distintivos de la estructura de la Administración española decimonónica como lo era el Ministerio de Fomento y ante el surgimiento, en su lugar, de dos Ministerios que a lo largo del siglo XX darán lugar, por subdivisión, a otros más. El Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes en algún momento será dividido en dos (Educación por un lado y Cultura por otro) y que hoy aparece unificado bajo el complejo nombre de Educación. Cultura y Deporte*. El otro Ministerio dará origen hasta a olios cuatro diversos momentos (individualizando como Ministerio los distintos vocablos que lo forman en origen). Desde la reorganización ministerial de mayo de 1996 reaparece el Ministerio de Fomento pero más bien limitado a lo que tradicionalmente se ha llamado «Obras Públicas».
En lo relativo al Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. Es obligado desde la perspectiva de un trabajo como éste reparar inicialmente en su misma denominación. Bellas Artes es, efectivamente, una expresión que comprende variados contenidos pero, evidentemente, hay que incluir dentro de ella la Música, tanto como representación o espectáculo como su misma enseñanza. Se trata, además, de una expresión utilizada por la Ley Moyano de 1857, para referirse a una parte de la enseñanza «superior» allí regulada y que comprende a la Música además de a otras artes como la Pintura, la Escultura y la Arquitectura. Es curioso, entonces, que cuando se crea por primera vez un Ministerio de «Educación» —usando la terminología moderna—, esta expresión de Bellas Artes se incorpore a su misma denominación y que, además y desde otra perspectiva, la estructura organizativa interna del Ministerio parezca, en principio, responder a un papel adecuado para la significación de estas Bellas Artes.
Por Real Orden de 1 de junio de 1900, el Ministro García Alix. que fue el primer Ministro de Instrucción Pública y Bellas Anes. aprueba el Reglamento para el régimen interior del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Anes. En su artículo primero podemos leer que la Subsecretaría del Ministerio se compondrá de cuatro secciones: la primera de Universidades e Institutos, la segunda de primera enseñanza y Escuelas Normales, la tercera de Bellas Artes y la cuarta de construcciones civiles y Escuelas especiales. La relevancia organizativa interna de las Bellas Anes parece indudable, pues se le atribuye undivisión orgánica de la misma relevancia que la de otros sectores educativos.”

Antonio Embid Irujo, Un siglo de legislación Musical en España.

*La lista actualizada de los distintos nombres del Ministerio de Educación es la siguiente:

  • Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes (19001937) (1).
  • Ministerio de Instrucción Pública y Sanidad (1937-1939) (2).
  • Comisión de Cultura y Enseñanza de la Junta Técnica del Estado (19361938) (3).
  • Ministerio de Educación (1938-1968) y (19761978), (2009– Actualidad) (4).
  • Ministerio de Educación y Ciencia (19731976), (1978-1981), (1981-1996) y (2004-2008) (5).
  • Ministerio de Educación y Universidad (1968-1973) y 1981) (6).
  • Ministerio de Educación y Cultura (1996-2000) (7).
  • Ministerio de Educación, Cultura y Deportes (2000-2004) (8).
  • Ministerio de Educación, Política Social y Deporte (2008– 2009) (9).
  • Ministerio de Educación (2009-actualidad)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.