El pasado sábado 7 de octubre durante las 27 Jornadas Estatales del Fórum Europeo de Administradores de la Educación, tuve el inmenso honor de preludiar la ponencia de clausura del ex-ministro de Educación Ángel Gabilondo.

En la foto de esta entrada (cortesía de Teresa Caballer) se puede ver a Ángel desarrollando un impresionante discurso sin apenas ayuda más allá de cuatro palabras escritas en un papel. A la derecha está el humilde autor de este blog, que no quería perderse ni una sola de las ideas que salían del Doctor Gabilondo e iba tomando los apuntes que a continuación se transcriben:

 

Los acuerdos hay que hacerlos entre los que no piensan igual. No hay que sospechar de quienes se ponen de acuerdo.

Consenso: un senso comun. Tenir sentido comun. Algunos dicen que el sentido comun es lo que dicen ellos. Los acuerdos no estan en un sitio al que hay que ir de excursión, los acuerdos no estan guardados en ningun cofre. Hay que crear sentido en comun.

Dialogar no es intercambiar posiciones. Cada uno de nosotros somos ya un acuerdo. A veces no nos soportamos. Nosotros mismos somos un resultado de un pacto, somos un haz de elecciones, permanente toma de posición, somos paradoja, contradicciones, y al fin somos nosotros.

Heráclito dice, no me escuchen a mi, escuchen al logos. Aquello que a mi me hace hablar es aquello que pueden escuchar. Yo no soy dueño de la palabra ni vosotros receptáculos.

Plutarco en su obra sobre como escuchar, dice que hay que preparar mucho las conferencias, a las que uno va a ir son las que mas hay que preparar. Si las cosas pueden ser de un modo distinto a como yo pienso.

La duda no es metodológica la duda es metódica. Quienes no dudan son peligrosos, pero quienes siempre dudan a veces también.

Hay que creer en la democracia y en la participacion. No tanto creer en los visionarios. Personan que miran en el horizonte y nos dicen qué tenemos que hacer hasta el año 3033. ¿Con quien hablará este por las nochces?

¿Que el consenso es una ñoñeria de los tibios? Que el acuerdo es propio de los seres debiles? Que la mesura es de los equidistantes? Vale, tu sigue por ahi, pero quiza sabrás algún día que hay que ser participativo, dialognate y valiente, y tener el arrojo de atreverse a ser mesurado.

No bastan los valores para debatir. Todos estamos a favor del bien y en contra del mal. Pero lo importante a debatir es la escala de valores, cuando entran los valores en controversia. Lo hemos puesto todo perdido de valores, todo son valores, es un “mercado de valores”. ¿Como se decide con intereses legitimos enfrentados? ¿A ver quien tiene más poder? 

El mundo esta de tal forma que si no entregamos nuestra vida a la transformacion de la educacion no merece la pena vivir.

El enemigo no es la política, es la politiquería, los politicastros.

El hombre no puede ser insensible a la construccion de la ciudad, de la polis.

La humanidad no esta compuesta por los hombres y mujeres de hoy, sino lo por todos los hombres y mujeres que han sido (lo que nos han legado) y los que no estan todavia y nunca nos conocerán.

¿Por qué quiere usted un pacto con la edad que ya tiene usted? Me decian.

No creemos un sistema que encorsete. Tengo 13 años y me dice usted que ya no sirvo. ¿Ya no sirvo pa que? ¿Para tener 14 años? Déjeme un rato y ya lo seré.

No hay que ser rígido, pero sí riguroso.

¿No se puede tener principios y no insultar? Hay una caricatura que la idea se expresa con la fuerza de la energia.

Argumentar significa capacidad de mover, emocionar.

Los verbos sobre el acuerdo: labrarlo, forjarlo, cultivarlo. Es decir son cosas todas del riñón.

El resentimiento no construye sociedad. 

Evitar a los de las aves, este discurso avicola de decir siempre: al grano al grano.

El acuerdo exige crear las condiciones para poder crearlo.

¿Hay que estar de acuerdo en algo para hablarlo? No hay que estar de acuerdo en algo, solo hay que estar de acuerdo en que hemos de hablarlo porque no estamos de acuerdo y a ver si nos ponemos de acuerdo.

El resultado es también el proceso.

La experiencia y destreza de la comunidad educativa para hacer un juego de cadera y volver a lo anterior es grande. Y si no se cuenta para participar en los acuerdos y no como pacientes de una decision ajena.

El mayor enemigo de un acuerdo es no desearlo. Entiendo que haya gente que de entrada no quiera. Lo que no entiendo es que pongan cara de que quieran, pero luego no quieran.

El enemigo no es la diferencia, es la indiferencia.

El amor no es el yo-yo-tu-tu, es ir tras algo con alguien.

Tener un objetivo un proyecto compartido de pais, pelear por un objetivo, eso sí que nos une, y no discursos abstractos. Necesitamos horizontes, tareas concretas y comunes.

Educar es enseñar a comprender. Hay gente que entiende mucho y comprende poco.

Hay muchas maneras de hacer bien las cosas. Cuando uno descubre esto tiene un gran alivio.

Si no esperas algo de un alumno, ese fracasará.

Sin afectos no hay conceptos.

Una emocion compartida es una conmocion. Los verdades acuerdos provocan conmociones.

 

One thought on “

  1. Agustín Chozas M.

    Gracias por tu excelente resumen de la intervención de Ángel Gabilondo y por tu presentación, sin retórica ni vaguedades.

    Hemos mandado la dirección a nuestros asociados y profesores de nuestro círculo de estas tierras de don quijote.

    Gracias FEAE de castilla la mancha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.