Horas de trabajo & remuneración del personal docente según la UNESCO

Cuando a inicios del curso 2011-2012 surgió la Marea Verde y los recortes educativos empezaron a planear por la diferentes comunidad autónomas, les acompañó un falso meme que está más extendido de lo debido: “la equiparación de las horas lectivas, es decir, las horas en las que el docente imparte docencia directa a los alumnos en clase, con las horas de trabajo”. Ya hablé de ello en esta entrada de mi blog: Las horas lectivas a debate dentro de la jornada laboral del docente.

Ya lo comenté en su día, esto es lo mismo que equiparar el trabajo de los congresistas, ministros y presidente del gobierno a estar sentado o hablando en la sala del congreso, y taparse los ojos frente a todo el trabajo que se realiza antes y después fuera del congreso. Trabajo ni más ni menos importante, sino igualmente necesario. Un esquema detallado de lo que era el horario de trabajo de un docente, antes de los recortes, lo encontramos en el análisis realizado por Renovatorio (horario del profesorado). Pero volver a hablar de este tema no era la intención de esta entrada. Con motivo del anterior post de este blog sobre las Recomendaciones de la UNESCO sobre la situación del personal docente voy aquí a detallar el apartado sobre Horas de trabajo y remuneración del personal docente.

Horas de trabajo

  • Las horas de enseñanza que los educadores requieren para su trabajo diario y semanal deberían establecerse previa consulta con las organizaciones de personal docente 
  • Al fijarse las horas de trabajo del personal docente, deberían tomarse en cuenta todos los factores que determinan el volumen de trabajo total:
    • El número de alumnos de los cuales el educador ha de ocuparse durante la jornada y durante la semana.
    • Disponer del tiempo necesario para el planeamiento y la preparación de las lecciones, así como para la corrección del trabajo de los alumnos
    • El número de clases diferentes que el educador ha de impartir cada día
    • El tiempo que se exige para participar en investigaciones, actividades complementarias, vigilar y aconsejar a los alumnos
    • Tiempo para informar a los padres de los alumnos sobre el trabajo de sus hijos y tener consultas con ellos.
  • El personal docente debería disponer de tiempo suficiente para poder participar en actividades destinadas a promover su procedimiento profesional durante el ejercicio del cargo.
  • Cuando el personal docente deba cumplir funciones pedagógicas especiales, además de sus propias funciones, debería reducírsele el número de horas de clase.

Remuneración del personal docente

  • La retribución del personal docente debería:
    • Estar en relación de una parte, con la importancia que tiene la función docente.
    • Poderse comprar favorablemente con los sueldos de otras profesiones que exijan titulación análoga o equivalente.
    • Asegurar un nivel de vida satisfactorio tanto para el personal docente, como para sus familias, así como permitirle disponer de los recursos necesarios para perfeccionarse o desempeñar actividades culturales, y por consiguiente, afianzar sus cualificaciones profesionales,
    • Tomar en cuenta que determinados puestos requieren más experiencia, cualificaciones superiores e implican responsabilidad más amplia.
  • Deberían tomarse medidas relativas al ascenso del personal docente dentro de una misma categoría, con la concesión de aumentos de retribución a intervalos regulares.
  • El tiempo previsto para ascender del grado más bajo hasta el tope de la escala no debería exceder de 10 a 15 años.
  • Las escalas de retribución del personal docente deberían revisarse periódicamente para tener en cuenta factores tales como el aumento del costo de vida, la elevación del nivel de vida consiguiente al aumento de productividad, o los movimientos ascendentes de carácter general que se producen en los sueldos y en los salarios.

Para completar aquí están las recomendaciones de la UNESCO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.