Datos importantes del Informe TALIS

logo_en

Muchos conocemos el informe PISA; el cual toma el pulso de los diferentes sistemas educativos a través del nivel que poseen los alumnos. Gracias a él se puede saber que carencias suelen provocar los sistemas educativos, pero no puede determinar tan claramente las causas. Sin embargo el informe TALIS (Teaching and Learning International Survey) puede arrojar mucha más luz sobre algunos factores acerca de las condiciones de enseñanza-aprendizaje. “TALIS es el primer estudio sobre profesores”, examinando ideas, actitudes y prácticas de los profesores; la evaluación y el retorno de información que reciben, y la dirección escolar. Ambos informes, PISA y TALIS, son de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrolo Económico).
Se analizaron profesores y directores de 200 centros de enseñanza en cada uno de los 23 países estudiados, y algunos de los datos importantes que señala este informe son:

Percepción de autoeficacia

La percepción de autoeficacia ha demostrado estar relacionada con la productividad e influye sobre la actividad de los individuos en su puesto de trabajo. Cuando los profesores consideran que la enseñanza eficaz es una habilidad que puede ser aprendida, este sentimiento de autoeficacia les puede ayudar a analizar y resolver mejor los problemas. Por el contrario, los profesores con sentimientos de escasa autoeficacia pueden experimentar dudas sobre sí mismos y desarrollar preocupaciones sobre la evaluación de su trabajo si sus esfuerzos resultan infructuosos.
Los profesores con ideales constructivistas tienen a informar de un ambiente más positivo en sus clases, por el contrario, lo que se inclinan por la transmisión directa de conocimiento informan, con mayor probabilidad, de un ambiente negativo en sus aulas. Pero ambas ideas se asocian positivamente con la autoeficacias. Lo cual viene a indicar que el mantenimiento de una convicción firme sobre una técnica determinada tiende a estar asociado con la confianza en la propia eficacia.
Los profesores no reciben reconocimiento por una enseñanza eficaz, la mayor parte de los profesores trabaja en centros que no recompensan a los profesores eficaces y tampoco penalizan a los profesores de bajo rendimiento,

Disciplina y ambiente

Uno de cada cuatro profesores pierde al menos un 30% del tiempo de enseñanza a causa de la conducta perturbadora de los estudiantes o de las tareas administrativas. Además de que el 60% de los profesores ejerce su trabajo en centros cuyos directores han reconocido que las alteraciones que se producen en las aulas dificultan el aprendizaje.
Las variaciones entre factores tales como; un ambiente positivo en el aula, las ideas de los profesores, la cooperación entre ellos, la satisfacción del profesor en su trabajo, el desarrollo profesional y la adopción de diferentes técnicas de enseñanza consistió en diferencias entre los profesores individuales y no entre centros de enseñanza y países.
La evaluación del centro y la evaluación del profesor muestran escasa relación con el ambiente de las aulas, especialmente después de tomar en consideración otros factores. Los profesores comunicaron niveles más altos de autoeficacia después de haber recibido el reconocimiento público.
La cooperación entre profesores tendió a no estar tan intensamente asociada con el clima de disciplina en el aula, pero es mayor la probabilidad de que los profesores que adoptan formas más progresivas de colaboración se sientan más eficaces.

Actividades de desarrollo profesional

Más de uno de cada tres profesores trabaja en un centro cuyo director considera que dicho centro sufre una carencia de profesores cualificados.
Los factores más frecuentemente mencionados como obstáculos para la enseñanza son la falta de equipamiento y la ausencia de personal de apoyo a la instrucción.
Casi 9 de cada 10 profesores afirma haber participado en una actividad estructurada de desarrollo profesional en los 18 últimos meses. Pero la mitad de ellos estima que estas no satisfacen sus necesidades.
Dos terceras partes de los profesores no pagaron absolutamente nada por las actividades de desarrollo profesional en las que tomaron parte, y dispusieron del tiempo necesario para llevarlas a cabo cedido por los centros de enseñanza. Sin embargo, cuando los profesores tuvieron que pagar por su propio desarrollo, tendieron a obtener mejor rendimiento (más del doble de formación)
La presión del horario laboral y la falta de oportunidades adecuadas se mencionan como causas de un desarrollo insuficiente.
Los responsables de las políticas educativas y los encargados de ponerlas en práctica tienen que garantizar que los incentivos y apoyos para el desarrollo profesional se destinen a los tipos de actividades que son eficaces para satisfacer las necesidades del profesorado

Dirección Escolar

Los resultados se resumen describiendo los dos estilos de dirección: educativa y administrativa. La dirección educativa se caracteriza por acciones dirigidas a apoyar o mejorar la formación de los profesores y a fijar los objetivos del centro y el desarrollo del currículo. La dirección administrativa, por su parte, se distingue por acciones destinadas a gestionar la rendición de cuentas ante las partes interesadas y establecer y manejar los procedimientos administrativos. no son mutuamente excluyentes y se requieren elementos de ambas para alcanzar una dirección escolar eficaz.
En términos generales, los directores de centro que son activos directores educativos tienen más probabilidades de ser también sólidos directores administrativos, lo que contradice la opinión de que se trata de estilos alternativos.
Algunos países muestran beneficios positivos de la dirección educativa que a menudo se relaciona con las formas en que son valorados los profesores y con la conexión entre evaluación y desarrollo profesional.

Perfil de los profesores

La mayoría de profesores es de sexo femenino: casi un 70% de media, sin embargo, solamente el 45% de los directores de centros de enseñanza es mujer.
El perfil de edad de los profesores varía de manera considerable en los diferentes países, pero en muchos casos en el personal docente está envejeciendo. Gran parte de los profesores tiene más de 40 años, y el porcentaje de profesores mayores de 50 años duplica prácticamente el de menores de 30 años.
La enseñanza es una profesión relativamente estable, con una alta seguridad laboral. Alrededor del 85% de los profesores tiene contratos permanentes. Sin embargo, los profesores que se acaban de incorporar a la profesión, se enfrentan a la incertidumbre y al reto de contratos de tiempo limitado, habitualmente de un año o menos de duración.
Los responsables de las políticas educativas necesitan establecer un equilibrio entre las ventajas de mantener un equipo de profesores experimentados y de larga duración frente a la necesidad de dinamismo y “sangre nueva”.

Conclusiones

No obstante todos los datos antes citados, Talis ofrece también numerosas perspectivas esperanzadoras. Se destaca que un desarrollo profesional mejor y más orientado a los objetivos constituye uno de los caminos hacia la eficacia. Muestra que los profesores que toman parte en cursos de cualificación dedican cantidades considerables de tiempo y dinero a actividades que, en su opinión, son eficaces. Esto indica que una correcta evaluación de la provisión de oferta y apoyo a las necesidades de formación y desarrollo debería ser una prioridad en muchos países.

Y el hecho de que gran parte de las diferencias entre muchos factores proceda de diferencia entre profesores individuales y no entre centros o países subraya la necesidad de llevar a cabo intervenciones individualizadas y orientadas hacia los profesores, en lugar de las tradicionalmente predominantes en las políticas educativas, dirigidas a los centros en su totalidad o a todo el sistema.

INFORME TALIS PARA ESPAÑA
Informe Talis España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.