Dios, el científico.

  1. Sólo tiene una publicación.
  2. No está escrita en inglés y no tiene referencias bibliográficas.
  3. No ha sido revisada por referees ni tiene factor de impacto.
  4. No está claro que él sea el autor, más bien se sospecha de que ha usado un buen número de “negros”.
  5. Ha trabajado muy poco en el tema (6 días que se sepa) y nunca en equipo.
  6. La comunidad científica no ha conseguido reproducir sus resultados.
  7. Su principal colaborador cayó en desgracia cuando quiso abrir una línea propia de investigación.
  8. Nunca ha pedido autorización al comité de ética para trabajar con humanos.
  9. Si los resultados de un experimento no le gustan elimina la población.
  10. Se desconoce su horario de tutorías y siempre utiliza subalternos para comunicarse.

Visto en Golem Blog

fuente: le blog d’EFB

¿nos hacemos un Ko-fi?

Este blog no contiene anuncios, y no tiene otra forma de financiación que invitar al autor a un café o una horchata.

Etiquetado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.