La guía (no) definitiva para mejorar tu docencia on-line musical

Esta guía no tiene como objetivo ser la solución todo-en-uno para nadie. Simplemente es una recopilación de pequeñas ideas para que cada uno las adapte a su situación. Si te ha sido muy útil esta guía, al final de todo tienes la opción de invitarme a un café o una horchata, ¡considéralo!

Si detectas alguna incorrección o quieres aportar alguna cosa que se me haya escapado o tus propios trucos deja tu comentario abajo del todo.

Con la llegada de la pandemia del COVID-19 se ha producido la mayor transición de la historia de la humanidad hacia la docencia on-line, sin planificación ni previsión previa, que haya existido. En cada país la situación está siendo ligeramente diferente, pero en España, la comunidad educativa se fue un viernes a casa, sin saber muy bien qué debía de pasar al lunes siguiente.

Unido a las medidas de prevención necesarias que reducían drásticamente la mobilidad de las personas, cada uno ha tenido que apañarse con lo que tenía en casa, más alguna compra esporádica que pudiera haber hecho por internet, siempre con la conciencia intranquila por aumentar el riesgo de contagio entre el sector de la logística de bienes.

Durante este tiempo, las instituciones educativas han preparado sus planes de contingencia para la situación, los gurús informáticos han incrementado sus seguidores, las redes sociales han ardido (tanto por los que se quejan de que los profesores mandan demasiado, o demasiado poco, o actúan como si nada pasara, o exigen proyectos imaginativos a la par que imposibles).

No vamos a hablar en este artículo sobre el significado profundo de la función educativa (transmisión, transformación, ambas u otras) ni de cuál debería ser la fórmula más justa de docencia on-line. Lo que está claro, es que, de la forma que sea, la educación es demasiado importante como para no continuarla por los medios que sean. Y al parecer, la educación on-line o algún formato híbrido con la presencial, tiene pinta de que nos va a acompañar en un futuro a corte, medio y largo plazo.

Es por ello que no vamos a presentar ningún método definitivo para dar clases on-line, si no un recopilatorio de pequeños trucos para que cada uno coja los que necesite. Y, dada la naturaleza musical de este blog, nos vamos a centrar en la docencia del instrumento musical o canto. Para soluciones de como dar cualquier otra clase teórica, ya hay mil sitios que se han preocupado por ello.

En esta guía nos vamos a centrar en 2 situaciones particulares:

  1. El alumno/a y el profesor/a se envían vídeos.
  2. El alumno/a y el profesor/a realizan una videoconferencia.

Te recomiendo que a partir de ahora tengas a mano tus aparatos audiovisuales que tengas en casa para examinarlos mientras lees esta guía (y comprobar qué conexiones tiene) y también tengas abierta otra pestaña del navegador para buscar en google (y saber de qué hablo si no te suena) o amazon (y ver rangos de precios de lo que comento, aunque luego lo compres en otro comercio).

Conociendo qué tenemos en casa (VIDEO)

Esta guía pretende que aprovechemos mejor lo que ya tenemos en casa, bien sea descubriendo funciones que no caíamos en la cuenta que tenían esos aparatos o aplicaciones, comprando pequeños conectores o cables que aún no teníamos o sabiéndo mejor en qué invertir y qué conseguimos con ello. Así que lo primero es saber qué hay en casa. Tanto si queremos hacer grabaciones o videoconferencias, necesitamos dos flujos de información importantes: imagen y sonido. Empecemos por la imagen.

En casa seguro que tenemos más de uno de los objetos de la siguiente lista:

  • Móvil
  • Tablet
  • Portátil
  • Ordenador de Sobremesa
  • Webcam
  • Cámara de fotos
  • Cámara deportiva

Todos los aparatos anteriores son capaces de grabar o enviar señal de imagen. No voy a centrarme en explicar cómo se graba con ellos (seguramente ya lo sabrás hacer) si no en cómo hacer que envíen la señal al ordenador para realizar videoconferencias.

Como más tarde veremos, nos puede interesar tener más de un punto de vista preparado para realizar videoconfernecias. Así que veamos como se conectan con el ordenador estos dispositivos.

Móvil/Tablet

Aquí, o eres iOS o eres Android, no hay mucho más actualmente dónde elegir. Así que veamos.

Si eres iOS y tienes un mac, la mejor opción para que el ordenador reciba en directo la señal de tu dispositivo es mediante un cable USB y QuickTime. Conectas el cable de tu dispositivo al ordenador, y abres QuickTime. Entonces eliges Archivo > Nueva grabación de video. Y en el icono de grabación eliges como cámara el nombre de tu dispositivo conectado.

Si eres iOS y tienes Windows una de las mejores soluciones es esta aplicación: https://www.apowersoft.es/grabador-para-iphone-ipad

Si eres Android y tienes Mac. En este caso, las opciones son:

Si eres Android y tienes Windows, de nuevo esta es la solución: https://www.airdroid.com

Si usas Linux, seguramente sepas mucho más de este tema que yo.

Ahora puedes, o grabar lo que pasa en la pantalla, o usar ese flujo de imagen para utilizarlo en otro programa, como OBS (del que hablaremos más adelante). También puedes abrir la aplicación de la cámara y tienes una señal de imagen de lo que capta la cámara directa en tu mac. Aplicaciones como Zoom y Webex también te dejan compartir lo que pasa en la pantalla de tus dispositivos iOS que tengas conectados.

Portátil/Sobremesa/Webcam

Estas tres opciones ya llevan la cámara incorporada, por lo que si usas tu portatil/sobremesa para grabar o retransmitir no te tienes que preocupar por ello. Si tienes una webcam externa que se conecta por cable, te recomiendo que busques e instales la aplicación de control de la misma si te la ofrece la marca. De esta forma podrás controlar muchos detalles del funcionamiento de la webcam y adaptarlos a tus necesidades. Por ejemplo, yo tengo una logitech, y ésta viene con su programa Logitech Capture.

Si quieres aumentar el número de puntos de vista para tu docencia on-line la mejor inversión es en una buena webcam. Calidad/precio/función es lo más barato para conseguir una cámara más que conectar a tu ordenador. Decide tu margen de inversión y elige. Hay muchas web que te sabrán recomendar mejor que yo cuál elegir.

Cámara de fotos

Es posible que tengas en casa una cámara de fotos (réflex o no) y ¿porqué no aprovecharla para conseguir una cámara más en tu set de docencia on-line? El truco para poder usarlas y que su señal vaya en directo al ordenador (ya que grabarte un video con ella y luego pasártelo al ordenador es lo que ya sabías hacer si tienes una cámara de estas) se basa en capturar su señal de salida de HDMI. Busca tu marca y modelo y averigua qué tipo de salida HDMI tiene (suelen ser microusb o microhdmi); es algo que tienes que averiguar por tu cuenta. Luego busca un adaptador de “esa salida que te da la cámara” a HDMI, luego compra un cable HDMI (lo suficientemente largo para que vaya desde dónde quieras colocar la cámara hasta tu ordenador), y por último necesitas una tarjeta de captura de HDMI. Busca capture HDMI card, y de lo que encuentres investiga un poco cuál crees que es la que mejor funcionará con los tipos de conexiones que tiene tu ordenador. Con lo que finalmente tendrás tres conectores juntos siguiendo este esquema de conexión:

Cámara de fotos – Salida HDMI de tu cámara a HDMI – Cable HDMI – Tarjeta de captura HDMI – Ordenador

Lo siento si no puedo dar más detalles, hay muchas opciones diferentes, y ya avisé que esta era una guía NO definitiva.

De esta forma ya tienes una señal en directo de la cámara de fotos a tu ordenador. Luego con QuickTime u OBS, vas a poder recibir esa señal en el ordenador.

Cámara de acción

Con la moda de las cámaras de acción, es posible que tengas alguna por casa. Algunas de ellas ofrecen salida HDMI, en ese caso el proceso es igual que en el apartado anterior.

Hacks con las cámaras

Ahora que tienes un montón de posibilidades más para conseguir puntos de visión, quizá es interesante pensar en cómo colocarlas. Aquí algunas ideas:

  • Si tienes una cámara de fotos puede que tengas un trípode, si no, convendría invertir en uno.
  • Si tienes cámaras de acción, quizá conozcas todo el universo de enganches que existen. Aquí se puede ser muy creativo, pero pequeños trípodes tipo gorillaPod (y además imantados) ayudan a encontrar el mejor sitio, y es una inversión recomendada.
  • También puedes hacer combinaciones de lo anterior, y buscar el enganche adecuado para tu cámara de acción y el trípode que tienes de la reflex.
  • Si eres músico, quizá tengas algún pie de micro, con un poco de búsqueda encontrarás en enganche adecuado para usarlo con tus cámaras.
  • Para los móviles lo mejor son los adaptadores para trípode de móvil, que luego puedes usar tanto con los trípodes grandes de cámara como con los trípodes pequeños.
  • ¿Quieres un plano cenital (desde arriba) para el teclado del piano? El móvil o la webcam externa se pueden colocar fácilmente por ahí arriba con un brazo/soporte para móvil. Busca diferentes modelos y piensa cuál se adapta mejor a la configuración que tienes en casa.
  • ¿Te quedas corto con los cables? un extensor USB seguro que te ayudará a llegar hasta el ordenador.
  • Si te encuentras cada dos por tres cambiando las baterias externas de tu cámara de fotos (que si tienes cámara, te recomiendo que tengas varias baterías externas), y tu cámara no tiene fuente de alimentación de corriente eléctrica, quizá te interese saber que existen pilas falsas que puedes introducir en tu cámara y conectar a la corriente de casa, con lo que tienes batería potencialmente infinita. Simplemente busca si existen para tu modelo de cámara.
  • También es importante conseguir una señal limpia de tu cámara para el HDMI de salida. Busca el modelo de tu cámara y “clean HDMI” para que te expliquen como quitar toda la información de la pantalla si no desaparece de la salida de tu HDMI.
  • Algunos conceptos básicos de colocación e iluminación te pueden venir bien. Este video corto y divertido de canon te da algunas pistas:

Conociendo qué tenemos en casa (AUDIO)

Ahora es el turno de reconocer las fuentes de audio que podemos tener en casa. Además de todas las fuentes del apartado anterior, ahora tenemos:

  • Micrófono conectado por USB.
  • Micrófono conectado por XLR.
  • Micrófono tipo lavalier.
  • Grabadora de sonido.
  • Micro externo para teléfono.

Micrófonos

Los más sencillos de conectar son los micrófonos por USB, se han pensado para ello. Los conectas al ordenador y listo. Ya tienes su señal de audio funcionando. Hay muchos en el mercado, busca el que mejor se te adapte para el tipo de fuente sonora que quieras grabar y rango de precios.

Los que tienen conexión XLR (también conocida como conexión canon), necesitan de una tarjeta de sonido externa para poder conectarlos al ordenador. Si alguna vez has intentado hacer grabaciones caseras o tocas por ahí, puede que tengas este tipo de micros. Las tarjetas de sonido, son lo necesario para entrar directamente al ordenador la señal de audio en este caso. Hay muchas opciones. Mira dentro del rango de precios que estés dispuesto a gastar y piensa en la cantidad y tipo de entradas que vayas a necesitar antes de comprar. Conectando el micro a la tarjeta y luego ésta al ordenador, ya tienes también otra fuente de sonido entrante. La marca Behringer es bastante barata, y con Focusrite ya tienes un estándar más profesional.

Los micrófonos tipo lavalier, muy utilizados en el mundo del cine, son los pequeños micros que se colocan con un clip en la ropa del que habla. Son pequeños y útiles (incluso hay algunos inalámbricos que tienen su propio receptor). Estos micros los puedes conectar a la cámara de fotos (si haces vloging los conocerás) o incluso a algunas cámaras de acción. También los puedes conectar a algunas grabadoras, teléfonos y ordenador. Son muy versátiles, vamos a ver sus opciones de conexión.

Conectar el lavalier a la cámara de fotos. Toda cámara de fotos que se precie tendrá su conexión para recibir señal de un micrófono externo. La conexión es tipo mini-jack y suele estar en uno de los laterales.

Conectar el lavalier al teléfono. Dependerá del modelo, pero por ejemplo en el iphone necesitas uno o dos cables (según si tienes entrada de minijack o ya no). Si no tienes entrada de minijack, necesitas el conector lightning-mini jack o usbc-minijack, y después necesitas un splitter en auriculares y micrófono. Es decir, para poder conectar a la vez unos auriculares y un micrófono por la misma entrada minijack. Conectas tu lavalier a él (en el lado del micrófono, claro), y ya tienes una entrada de audio del micro lavalier en tu teléfono. El esquema de conexión sería:

Conexión lightning/USBC – Lighting/USBC a minikack – splitter – lavalier a conexión de micro de splitter.

Conectar el lavalier al ordenador. Nos sirve parte del truco anterior. Por lo que si tienes un lavalier, este splitter es casi compra obligada. Conectas el splitter a tu entrada de mini-jack y el lavalier a la de micrófóno del splitter y listo.

Conectar el lavalier a una grabadora. Puede que tu grabadora tenga entrada de micrófono externo en formato mini-jack, ahí es dónde lo puedes conectar.

Conectar el lavalier a una tarjeta de sonido. También se puede, pero posiblemente necesites algún conector. Investiga qué tienes y la forma de conectar uno con otro. Por ejemplo, la marca Rode, tiene adaptadores XLR para poder conectar los lavaliers a entradas de XLR de una tarjeta de sonido.

Grabadora de sonido

Si eres músico, es altamente probable que tengas una grabadora, y estadísticamente seguro que es una Zoom H4n. Esta grabadora (a la que le puedes conectar también el lavalier anterior), puede ser usada como interfaz de audio con el ordenador mediante un cable usb. Invierte en un buen alargador usb para ello. También la puedes enganchar a los trípodes grandes y pequeños de los que antes hemos hablado, o también puede ser la fuente de audio de la cámara réflex. Es muy sencillo, y conseguirás una fuente de audio más de calidad para que entre en tu ordenador. Aquí un pequeño tutorial para hacerlo:

En fin, que si no tienes una, no sé que haces sin ella. Como modelo de introducción la H1n está muy bien, y tiene todas las funciones que estoy describiendo.

Micro Externo para teléfono

Hay muchos, y hasta la propia casa Zoom tiene los suyos. Son pequeños micros que se conectan con tu teléfono. Comprueba compatibilidad de modelos, pero es también una opción de grabar con mayor calidad de audio desde tu teléfono.

El momento del software

Ya dominas un poco el terreno del hardware si has leído y entendido hasta aquí. Pero ahora viene la otra gran pata. El software.

Con el software no conviene obsesionarse, lo mejor es mantener las cosas simples y pensar qué es lo que necesito y quién me lo resuelve mejor. Y además, echar un vistazo a qué se puede hacer con otros programas, y ver si me puede ser útil.

Vamos por partes:

  • Recuerda que ahora somos capaces de conectar muchas fuentes diversas de imagen y sonido al ordenador, pero quizá debes indicar en el software cuál quieres que utilice en cada momento. Esta decisión suele estar en las pestañas de configuración (ruedas dentadas), y ahí te deja elegir.
  • Hay programas que te dejan mezclar las fuentes de imagen y sonido y ofrecer en una única imagen varios planos.
  • Los programas de videoconferencias tienen opciones para compartir tu pantalla, una selección o compartir solo las ventanas de alguna aplicación.

Dicho esto, uno de los programas que más habrás oído si quieres mezclar diferentes planos en uno es OBS. Con él diferentes fuentes de imagen se pueden unir en un mismo plano. Aqui tienes un sencillo tutorial de APPs para Músicos.

Como se ve el video anterior, una buena opción es crear tu composición de OBS para retransmitir por tu aplicación de videoconfernecia, pero por desgracia en MAC, no se puede crear una cámara virtual con facilidad y ya ofrecí al principio de la cuarentena una solución para este problema en mi blog en inglés: https://beyondthepiano.jlmirall.es/2020/03/22/set-up-for-on-line-piano-lessons/

Hay algunas soluciones recientes para solucionar este problema con el Mac, pero con cada actualización de los programas de videoconferencia dejan de funcionar; así que por ahora no es una solución muy estable. Si aun así te gusta el peligro, aquí está el lugar de internet que necesitas conocer: https://github.com/johnboiles/obs-mac-virtualcam

La solución infalible sigue pasando por lo que comenté en mi blog en inglés; usar la opción de compartir directamente la ventana de OBS: https://beyondthepiano.jlmirall.es/2020/03/22/set-up-for-on-line-piano-lessons/

Recuerda que si no puedes usar la opción de cámara virtual, siempre puedes esconder todos los elementos que te molesten a la vista de la interfaz de OBS y directamemte compartir la pantalla de la aplicación.

O también si trabajas en un modelo de enviarte videos con los alumnos, puedes grabar directamente en la aplicación OBS con una composición de planos u audios múltiples y enviar ese video a los alumnos. Alternativamente puedes reducir el tamaño del archivo con handbrake si pesa demasiado, o enviarlo por we transfer u otra plataforma de alamcenamiento.

También puede que para ciertas cosas no necesitemos un despliegue gigantesco de medios y para enviar correcciones nos sirvan aplicaciones de captura de pantalla (como QuickTime o Loom) y que ademas podemos hacer anotaciones en el pdf o en la propia pantalla (Loom) y tener un pequeño plano nuestro incrustado en el video (Loom de nuevo).

Algunos hacks para videollamadas

Plataformas como Zoom y Webex te dejan compartir lo que esté pasando en un teléfono o tablet externo conectado a tu ordenador (pueden ser pdf, aplicaciones, o la propia imagen de la cámara, tú eliges).

Plataformas como Webex te dejan también usar una pizarra virtual para dibujar en ella, o si compartes la pantalla de la tablet, con cualquier aplicación de dibujo ya tienes pizarra.

Pues programar diferentes composiciones con OBS y pasar de una a otra en cualquier momento. Y si te atreves puedes usar UPDeck, y usar tu teléfono como control remoto para controlar OBS mientras estas en acción.

Optimizar la experiencia de la videollamada

No importa mucho que te preocupes de conseguir imagen y sonido de calidad con todo lo anterior, si luego realizas una videollamada en malas condiciones. Para empezar siempre que puedas conéctate por cable y no por Wifi. El ancho de banda disponible en ambos extremos es el principal factor de calidad aquí. También hay tutoriales que nos ayudan a conseguir mejorar nuestra conexión de red. Aquí tienes el tutorial más extenso y completo que conozco en castellano: https://www.faq-mac.com/2020/04/como-mejorar-la-conexion-a-internet-en-casa/ No te olvides de revisar sus diferentes partes, que ya van por la VI (al final del artículo tienes los enlaces).

El segundo factor de importancia durante las videollamadas es cómo procesa el audio la aplicación de videollamadas. Nos hemos de resignar a que el mundo de las videollamadas se ha optimizado para los diálogos de personas, no para la docencia musical. Todos los programas de videollamadas usan procesos internos para reducir las frecuencias que se pueden considerar ruido y que no coinciden mayoritariamente con las del habla humana. Así que la calidad del sonido de un instrumento musical muchas veces deja bastante que desear, o directamente no llega a salir del ordenador del otro lado. Lo que puedes hacer para mejorarlo es:

  • Que en ambos lados se usen auriculares para escuchar, y así se evitan ecos.
  • Siempre que se pueda, elegir la opción de “no ajustar automáticamente el volumen del sonido”, o incluso las opciones más recientes que aparecen en algunas aplicaciones de “usar audio original”.

Esto hará que se oiga el sonido del instrumento con la menor cantidad de proceso de eliminación de ruidos posible. Aunque aun así, ejem…

Recientemente he escrito a unos de los ingenieros de Webex sobre este problema y esta es su explicación detallada:

Unfortunately, pretty much all conferencing and audio call platforms optimize audio for human speech, not music or even the entire range that humans can hear.
The most common codecs used (G.711) purposely removes upper and lower ends of what humans can hear and is focused on accurate reproduction of human speech (https://en.wikipedia.org/wiki/G.711). It sounds like this is likely what is being used in your sessions. Webex does support something which is called Wideband or Super Wideband Audio this provides a significantly higher quality in audio leveraging the Opus codec. It however will only be used if the users connected into the meeting have those capabilities and like G.711 is still focused on human speech (https://en.wikipedia.org/wiki/Opus_(audio_format)).
Ensure you and student are using an optimal setup so that Opus is being used:
You can check if this is being used for your meetings by following these steps - https://help.webex.com/en-us/WBX83754/How-Do-I-Verify-that-Wideband-or-Super-Wideband-Audio-is-being-Used-in-a-Meeting
Details on Wideband Audio that is used with Webex - https://help.webex.com/en-us/WBX83731/What-is-Wideband-Audio
This goes over when different codecs are likely to be used - https://help.webex.com/en-us/gm3pa0/Audio-Specifications-for-Webex-Calling
A key call out in this one is that “
Opus is also not supported by most PSTN providers and for this reason, G.711 is generally used.
”, so if using a iPhone/Android for example you will want to ensure WiFi is being used along with the Webex Application being used for audio itself. If they “Call in” or have the meeting “call them” G.711 is likely going to be used since the Audio Traffic will most likely traverse the providers PSTN network.

Por otra parte, otro factor de calidad de la videollamada (obviando el hecho de que el profesor ya ha hecho gran parte de lo que está en su mano siguiendo este tutorial), es el plano que nos envía el alumno. Si el alumno puede utilizar un portátil u ordenador genial (aunque para un instrumento como el piano, puede ser más complicado), porque entonces se puede aprovechar de todas las mejoras que hemos explicado en este post. Tampoco sería descabellado que si el único inconveniente es la colocación de un portátil, se invierta en algún stand para portátiles, o reutilizar algún atril lo suficientemente estable para ello.

Si no es viable lo anterior. Lo siguiente en la cadena de calidad es una tablet, por la sencilla razón de que aunque la cámara sea de una calidad similar, la pantalla que tendrá el alumno para vernos a nosotros será más grande. De nuevo hay opciones múltiples de trípodes y brazos articulados para ubicarla en la mejor posición.

Por último, ya nos queda la opción del móvil. Tanto en tablet como en móvil hay que pensar no solo que se tienen que orientar para que nosotros veamos lo que hace el alumno, sino para que el alumno vea nuestros posibles ejemplos o anotaciones en partitura. Así que para ello la cámara de selfie sería la mejor opción. Hay instrumentos en los que, por su naturaleza, el punto de vista que necesita el profesor puede coincidir con la mirada del alumno, pero otros como el piano, cuya logística de planos es mucho más compleja. De nuevo, conviene invertir en algún pequeño trípode o algo para encontrar la mejor colocación si colocar el móvil delante de la cara del alumno, no soluciona la necesidad de planos del profesor.

Nota de atención sobre la privacidad y los menores

El tema de la protección de datos es bastante importante. No voy a extenderme ahora aquí en ello. Pero mi recomendación es que:

1- Intentes usar siempre las aplicaciones que tu institución educativa te ofrece. No sé si serán las mejores, o las que peor funcionan, pero si trabajas para un organismo público, estoy seguro que son las más tienen en cuenta esta situación de la privacidad de datos en menores. Intenta ser comprensivo con los problemas que puedan tener y averígua como mejorar la experiencia de uso con ellas.

2- Para cualquier otra cosa externa que uses y que guarde datos fuera de tu ordenador; por una parte, avisa a los padres/madres/tutores legales de ello y anonimiza al máximo los datos (inventa nombres, evita que salgan las caras, etc…).

3- Recuerda que muchas veces, cuando algo es gratis, es que tú y tus datos sois el negocio.

Bueno, y si no quieres pensar que este artículo que acabas de leer y hasta ahora es gratis y que me aprovecho de ti, puedes invitarme a un café 😉

¿nos hacemos un Ko-fi?

Este blog no contiene anuncios, y no tiene otra forma de financiación que invitar al autor a un café o una horchata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.