El bien más escaso es el más preciado

Tenemos que funcionar a partir de un bien escaso como es el tiempo de dedicación que tienen nuestros estudiantes

Álvaro Zaldívar, en el Congreso Internacional de Música: “La educación musical en el siglo XXI: principales innovaciones”, explicando el funcionamiento del Sistema Europeo de Transferencia de Créditos (ECTS), lo que viene a ser la unidad de medida del trabajo (en clase y fuera de ella) de los estudiantes.

Puede ser complicado porque [el Plan Bolonia] está pensado para unas 40 semanas al año a razón de 40 horas semanales

Comentando la problemática de que los estudiantes quieran trabajor al mismo tiempo que cursan sus estudios

¿nos hacemos un Ko-fi?

Este blog no contiene anuncios, y no tiene otra forma de financiación que invitar al autor a un café o una horchata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.